Miles buscan atención médica

Residentes madrugan para obtener brazalete y ser atendidos en una clínica móvil
Miles buscan atención médica
Más de 4 mil personas acudieron al Sports Arena para garantizar acceso a los servicios gratuitos que ofrece Care Harbor.
Foto: La Opinión - Ciro César

Ana Fuentes y sus dos hijos pequeños llegaron al Sports Arena de Los Ángeles ayer lunes, a las 5:00 de la mañana, para obtener un brazalete que les permitirá consultar a un médico, un dentista y un optometrista de manera gratuita.

Al igual que miles de angelinos, Fuentes y sus niños no tienen seguro médico y dependen de los servicios de una clínica gratuita en el surcentro de Los Ángeles.

Desde hace cinco años, Care Harbor organiza el evento anual de servicios de salud gratuitos. Para poder atenderse, y debido a la alta demanda de cobertura médica, los interesados tuvieron que hacer largas filas ayer lunes para obtener un brazalete que les garantizará la atención el día de la feria de salud, que tendrá lugar entre el jueves 31 de octubre y el domingo 3 de noviembre, en las instalaciones del Sports Arena.

“Cualquier persona que se oponga a la nueva Ley de Reforma de salud debería venir a este evento y ver la cantidad de personas que necesitan atención”, indicó el Supervisor Mark Ridley-Thomas, quien desde un principio estuvo involucrado en el proyecto. La primera feria de salud se realizó en 2009 en el Forum de Los Ángeles y desde un comienzo miles de personas acudieron a la cita.

“Agradezco a este programa y a sus organizadores, estoy esperando en la fila desde el sábado, pero ahora podré ver a un dentista”, comentó entusiasmado Patrick Taylor, al obtener su brazalete.

Donald Manelli, fundador y presidente de Care Harbor ,explicó que este año la feria de salud contará con consejeros que informarán al público sobre la Ley de salud, conocida como Obamacare, y ayudarán a los interesados que quieran inscribirse en ese mismo momento.

“En la fila hay personas de todas las razas y edades, incluso muchas personas que tienen dos trabajos, pero que no pueden costear un deducible de 500 dólares. Toda esta gente necesita la ley de salud”, indicó Manelli.

Ridley-Thomas señaló que este tipo de eventos serán necesarios, incluso cuando entre en vigencia el Obamacare. “El condado de Los Ángeles es la región del país con más personas sin seguro médico. En la actualidad existen 2.2 millones de personas sin cobertura médica y la nueva ley cubrirá aproximadamente a 1.8 millones. Aún quedan 400 mil personas sin seguro médico”, explicó.

Los servicios médicos en la clínica se ofrecen a través de voluntarios que donan su tiempo y trabajo.

“Quiero advertirles a los voluntarios que una vez que colaboran en este evento, ya nunca podrán dejar de hacerlo. Cuando uno ve la gran necesidad que existe en la comunidad y el bien que puede hacer, ya no puede alejarse”, agregó Manelli.

Los organizadores informaron que aún necesitan voluntarios médicos, particularmente dentistas y optometristas, que puedan ayudar entre el jueves y el domingo de esta semana. Aquellos interesados en donar su tiempo o que quieran conocer más del programa, pueden visitar careharbor.org.