Danny Elfman trajo Halloween a LA (video)

La música del compositor para Tim Burton deleitó a sus fans
Danny Elfman trajo Halloween a LA (video)
'The Nightmare Before Christmas', conocida como 'El extraño mundo de Jack', es una película de 1993 dirigida por Henry Selick.
Foto: Suministrada

El mundo del cine ha contado con colaboraciones legendarias entre compositores y directores: Bernard Herrmann y Alfred Hitchcock, John Williams y Steven Spielberg, y, por supuesto, Danny Elfman y Tim Burton.

Estos dos han trabajado juntos en todas las cintas del realizador de Alice in Wonderland menos en Ed Wood y la adaptación del musical Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street.

Y el resultado ha sido partituras como las de las dos primeras entregas de Batman con Michael Keaton, Edward Scissorhands, Mars Attacks!, Charlie and the Chocolate Factory y las cintas animadas The Nightmare Before Christmas (que Burton produjo), Corpse Bride y Frankenweenie.

El martes, en un Nokia Theatre abarrotado (se agotaron las localidades), la obra de Elfman para el cineasta fue repasada por la Hollywood Symphony Orchestra —secundada por The Page LA Choir—, dirigida por el siempre efusivo John Mauceri, el que fuera conductor de la Hollywood Bowl Orchestra durante años.

A lo largo de más de dos horas, las melodías de las películas de Tim Burton se apoderaron del lugar dejando claro que en los primeros filmes en los que éste contó con Elfman —Pee-Wee’s Big Adventure y Beetlejuice— emerge una inmadurez por parte del compositor debida a un anarquismo musical irritante —especialmente en la sección de cuerdas—, que en años recientes se ha tornado perezosa (las partituras de Charlie and the Chocolate Factory, Planet of the Apes o Dark Shadows).

Aunque en ocasiones la orquesta dejó entrever una cierta flacidez sonora (de nuevo, en la sección de cuerdas), lo cierto es que las cosas mejoraron tan pronto como se pasó a los temas más celebrados de la carrera de Elfman: Sleepy Hollow, Big Fish o un “medley” de Batman y Batman Returns que impactaron por su elegancia melódica (en este último caso, la sección de viento lideró con fuerza).

En el segundo acto —donde destacaron la entrañable partitura de Edward Scissorhands, con una ajustada presencia del coro, y los temas principales de Corpse Bride y Frankenweenie— Elfman hizo acto de presencia para cantar varios temas de The Nightmare Before Christmas (en uno de ellos, se le unió Catherine O’Hara, que cedió su voz al personaje femenino protagonista de este ya clásico del cine animado).

Elfman evidenció sus influencias “new wave” con una escenificación hilarante e histriónica, que deleitó a un público completamente entregado durante un concierto (que se repitió ayer y vuelve hoy) que reveló la irregularidad del compositor, así como su indiscutible carisma musical.

Alrededor de la web