Las bajan de su nube

Tigres quita invicto a las Águilas y revive su ilusión de ir a Liguilla
Las bajan de su nube
Gerardo Lugo grita el gol que dio la victoria a Tigres y la posibilidad de poder llegar a la Liguilla.
Foto: MEXSPORT

MONTERREY, México (NTX).— Tigres de la UANL aprovechó anoche su condición de local para doblegar 1-0 a las Águilas del América, con lo que se mantiene en la pelea por conseguir un sitio en la Liguilla por el título del Torneo Apertura 2013.

El gol del partido disputado en el Estadio Universitario fue conseguido por Gerardo Lugo a los 70 minutos. Con este resultado, los felinos llegaron a 21 puntos, mientras los capitalinos se quedaron con 35.

En el arranque del cotejo, el conjunto capitalino se paró bien en la cancha y complicó el accionar del cuadro anfitrión, que luchó por adueñarse del medio campo sin conseguirlo.

Sin embargo, los de la UANL lucieron más peligrosos que el rival, dado que el delantero Alan Pulido tuvo tres oportunidades de abrir el marcador, de las cuales una se estrelló en el travesaño, pero no pudo concretar.

Lucas Lobos estuvo a punto de marcar para los Tigres cuando, dentro del área, sacó un disparo, pero el guardameta Hugo González desvió la pelota por encima de su cabaña.

Las Águilas poco pudieron generar al frente y uno de sus arribos se dio cuando Jesús Leal sacó tiro de media distancia, pero el balón quedó en las manos de Enrique Palos y se fueron al descanso con el 0-0.

En la parte complementaria, de nueva cuenta hubo escasas llegadas de verdadero peligro, pese a los esfuerzos de universitarios y emplumados por inquietar al contrincante.

Los de casa se pusieron al frente en el marcador a los 70 minutos, cuando Lobos envió centro por el lado derecho y en el área remató Gerardo Lugo para poner el 1-0.

Al final, Narciso Mina estuvo cerca de empatar con un cabezazo a centro por izquierda, pero el balón se fue por un lado del arco de Enrique Palos, y finalmente los de la UANL se llevaron los tres puntos.

El árbitro fue César Arturo Ramos, quien amonestó a Guido Pizarro, de Tigres.