Ponte Preta inicia un duelo con Vélez en un clima de agonía y euforia

El Ponte Preta inicia mañana el duelo con el Vélez Sarfield argentino por un lugar en las semifinales de la Copa Sudamericana dividido entre la agonía por tener que luchar contra la caída a la segunda división en la Liga brasileña y la euforia de poder aspirar a su primer titulo internacional.
Ponte Preta inicia un duelo con Vélez en un clima de agonía y euforia
En el Vélez, el técnico Ricardo Gareca seguirá actuando con la fuerza máxima en la Sudamericana, un título inédito para el club, pese a que el cupo para la Libertadores del próximo año ya lo garantizó. En la imagen el registro de una de las celebraciones del Vélez Sarsfield argentino. EFE/Archivo

Sao Paulo, 30 oct (EFE).- El Ponte Preta inicia mañana el duelo con el Vélez Sarfield argentino por un lugar en las semifinales de la Copa Sudamericana dividido entre la agonía por tener que luchar contra la caída a la segunda división en la Liga brasileña y la euforia de poder aspirar a su primer titulo internacional.

El equipo de la ciudad de Campinas, en la decimoséptima posición en la clasificación del Campeonato Brasileño, lucha por salir de los cuatro que son castigados con la pérdida de la categoría y dio un importante paso el domingo con su victoria por 2-1 sobre el Vasco.

Tras avanzar a cuartos de final de la Sudamericana al eliminar al Deportivo Pasto colombiano, ahora tendrá que medirse al poderoso Vélez Sarsfield, que en junio se impuso al Newell’s Old Boys en el duelo entre los vencedores de las dos fases de la Liga argentina.

“El Vélez es un equipo con experiencia en este tipo de competición, así como muy calificado, pero en nuestra casa tenemos condiciones de sorprender. Ellos son favoritos pero podemos avanzar si ganamos sin encajar gol”, dijo a Efe Jorginho, técnico del Ponte Preta, al pedir respeto para el rival argentino.

El exlateral derecho de la selección brasileña admitió las dificultades de comandar un equipo que carece de títulos en primera división en una competición que premia al campeón con un cupo en la Libertadores.

“Necesitamos pensar al mismo tiempo que tenemos capacidad de ser campeones y tenemos que trabajar con la falta de experiencia del elenco. Necesitamos equilibrio y no podemos dejar que los jugadores se intimiden”, afirmó.

Jorginho aún no sabe si podrá contar mañana con el delantero William, que sufrió una lesión muscular en la pierna y es uno de los mayores anotadores de la Liga brasileña, con 14 goles, pero aún no debutó como goleador en la Sudamericana.

En caso de que no pueda jugar, su sustituto será Leonardo, que tuvo buen desempeño en el partido del domingo.

Otra novedad puede ser el regreso del volante Fellipe Bastos, que no actuó frente al Vasco, pero aún no fue definido si entrará en el lugar del delantero Rildo o del centrocampista Alef en caso de que Jorginho opte por mantener tres atacantes.

En el Vélez, el técnico Ricardo Gareca seguirá actuando con la fuerza máxima en la Sudamericana, un título inédito para el club, pese a que el cupo para la Libertadores del próximo año ya lo garantizó con el título del Supercampeonato Argentino.

La buena noticia para el equipo fue la recuperación del lateral derecho Fabián Cubero, reservado en los últimos partidos por sobrecarga muscular. El camisa 5 participó el miércoles en un colectivo entre los principales y puede ser titular mañana.

El volante Lucas Romero, de 19 años y uno de los más jóvenes del Vélez, admitió que todo el elenco espera mucha presión de los hinchas de la Ponte Preta en el estadio Moisés Lucarelli, pero garantizó que la idea es buscar una victoria fuera de casa para colocar un pie en las semifinales.

“Siempre queremos imponer nuestro juego y vamos a salir atrás de una victoria. Tenemos que traer un resultado positivo para poder estar tranquilos en el partido de vuelta”, afirmó.

En su última visita a Brasil, en mayo pasado, el Vélez cayó por 1-0 ante el Santos por cuartos de final de la Libertadores y terminó eliminado por penaltis.

El partido en Campinas pondrá fin al ayuno de 61 años de la Ponte Preta sin recibir equipos argentinos. La última vez fue en febrero de 1952 contra el Estudiantes en un partido para obtener recursos para la conclusión del estadio Moisés Lucarelli.

– Posibles alineaciones:

Ponte Preta: Roberto; Régis, Ferron, Diego Sacoman, Uendel; Baraka, Alef, Fellipe Bastos (o Rildo), Adrianinho; Rafael Ratão y William (o Leonardo). Técnico: Jorginho.

Vélez Sarsfield: Sebastián Sosa; Fabián Cubero, Fernando Tobio, Sebastián Domínguez, Emiliano Papa; Agustín Allione, Lucas Romero, Héctor Canteros, Ariel Cabral; Lucas Pratto y Mauro Zárate. Técnico: Ricardo Gareca.

Árbitro: el uruguayo Dario Ubriaco, auxiliado en las bandas por sus compatriotas Mauricio Espinosa e Carlos Pastorino.

Estadio: Moisés Lucarelli de la ciudad brasileña de Campinas.

Hora: 20.15 local (23.15 GMT).

?>