Águilas cierran el pico

El América deja Monterrey en silencio tras la derrota ante Tigres

MÉXICO, D.F.— Las Águilas del América dejaron la Sultana del Norte ayer y viajaron rumbo a la ciudad de Querétaro, para el encuentro de mañana ante Gallos Blancos.

Antes de abordar el avión, el cual partió a las 8:00 p.m. hora de México, ningún jugador americanista quiso atender a los medios de comunicación que buscaron una entrevista, y prefirieron callar tras caer con los felinos por la mínima diferencia (1-0).

Después de jugar ante Tigres, el conjunto capitalino permaneció en el Hotel NH de San Pedro, donde los elementos que tuvieron actividad realizaron un trabajo regenerativo, mientras que los suplentes y el resto trabajaron con mayor intensidad.

Durante gran parte del día las Águilas permanecieron en el hotel de concentración, descansando y preparando el viaje a Querétaro.

Cerca de las 6:20 p.m., hora de México, el equipo azulcrema hizo su aparición en la Terminal B del Aeropuerto Internacional de Monterrey, donde contrario a otras visitas no fueron blanco de los aficionados para pedirles fotos y autógrafos.

Solo algunas personas, entre ellos algunos niños, sí se acercaron a jugadores como el Hobbit Bermúdez, pero el más asediado fue Mosquera, quien amablemente los atendió.

A pesar de la derrota, el estratega del América, Álvaro Galindo, resaltó el buen accionar de los jóvenes que han salido a dar la cara.

“Son jóvenes con gran futuro y había que salir de esta situación, lo estamos haciendo de una buena manera, desafortunadamente no se nos dio el resultado”, comentó.