Brasil y México pelean boleto a semis

Honduras intentará hacer más historia cuando enfrente a la sorprendente Suecia

MADRID (EFE).— Las selecciones de Brasil y México disputarán una final anticipada en los cuartos de final del Mundial sub-17 de Emiratos Árabes, en los que Honduras y Suecia lucharán por seguir haciendo historia.

El vigente campeón, México (ganó en 2011) y Brasil, el país con más trofeos en sus vitrinas junto a Nigeria (tres), disputarán la eliminatoria en teoría más igualada de los cuartos de final. El cuadro brasileño afronta el duelo mermado por la ausencia de Boschilia, su máximo goleador, con seis dianas, que no jugará por sanción.

México contará con todos sus jugadores para continuar en la competición y tratar de igualar a Brasil, que tiene un en torchadomás que el combinado centroamericano.

El último triunfo de Brasil se remonta a hace 10 años, mientras que México ha brillado más últimamente, sobre todo venciendo a la “canarinha” en la final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2005 y adjudicándose su segundo cetro mundialista hace dos años.

Se trata del cuarto choque entre estas dos selecciones en un Mundial sub-17. En la primera edición, celebrada en China, Brasil (2-0). México se tomó cumplida revancha (3-0) en Perú 2005, y refrendó su superioridad cuatro años después con una victoria (1-0) en la fase de grupos.

Cabe destacar que esta última derrota acabó privando a Brasil de la clasificación para la segunda fase, algo que ocurría sólo por segunda vez en 14 participaciones.

Se espera con impaciencia ver cómo responderá esa defensiva mexicana frente a las embestidas de Brasil, que ha marcado 18 tantos en cuatro partidos.

Antes abrirán los cuartos de final Honduras y Suecia, que buscan su primer pase a semifinales, una ronda que nunca han alcanzado y por la que ambos países suspiran. El conjunto centroamericano no podrá contar con Alberth Elis, que vio su segunda tarjeta amarilla contra Uzbekistán.

Nadie había previsto que Honduras llegaría a cuartos de final. Las escenas de júbilo que siguieron a la victoria sobre Uzbekistán muestran la amplitud de la hazaña, para un país que no había obtenido una sola victoria en dos participaciones (2007 y 2009).

En su primer mundial Suecia está mostrando un interesante potencial. Tras salir airoso de un cualificado Grupo F en el que forzó un empate ante Nigeria, el combinado nórdico eliminó en octavos a Japón.

Pase lo que pase, la clasificación para semifinales será un gran acontecimiento para cualquiera de las dos selecciones, y el perdedor podrá regresar a casa con la cabeza bien alta.

Mañana cerrarán la ronda de los ocho mejores Argentina y Uruguay, que desde 1985, cuando se celebró la primera edición, buscan su primer título. Los argentinos han sido terceros en tres ocasiones, pero nunca han logrado ser campeones. Costa de Marfil será su rival en cuartos.