100 cámaras móviles para vigilar maratón de NYC

El evento que se celebra este domingo destaca por el refuerzo en las medidas de seguridad para prevenir atentados como el ocurrido en Boston en abril pasado
100 cámaras móviles para vigilar maratón de NYC
A los asistentes al evento se le registrarán todas las bolsas que lleven a cualquier sitio cercano a la carrera.
Foto: Archivo

Nueva York – La Ciudad de Nueva York celebra este domingo la primera edición de su popular maratón después del atentado con bombas que en abril se cobró la vida de tres personas en la carrera de Boston, por lo que las autoridades aumentaron las medidas de seguridad para la ocasión y han ubicado hasta 100 cámaras a lo largo del recorrido.

Los organizadores de la competición registrarán todas las bolsas que se lleven a cualquier sitio cercano a la carrera, los familiares de corredores que quieran acercarse a la línea de meta deberán pasar un control especial, y el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, aseguró que el despliegue policial será mayúsculo.

“El departamento de policía desplegará muchas medidas de seguridad, y la mayoría de ellas no serán visibles”, según avanzó Bloomberg el martes en una rueda de prensa, en la que emplazó a los neoyorquinos a llamar al número telefónico de emergencias 911 si se percatan de cualquier actividad sospechosa.

100 cámaras móviles a lo largo de la ruta

A lo largo del recorrido se han ubicado cien cámaras móviles de vigilancia que NYPD compró para la ocasión tras el atentado de Boston y que se añadirán a los centenares de agentes-uniformados y de civiles-, a los perros rastreadores, a los helicópteros que sobrevolarán la ciudad y a los barcos policiales que vigilarán desde los ríos.

También es ésta la primera edición de la carrera después de que el año pasado se canceló el evento por el paso, seis días antes de la prueba, del huracán Sandy, que inundó una quinta parte de la superficie de la ciudad, y causó 44 muertos y graves daños, efectos que todavía siguen siendo visibles en numerosas zonas.

Aunque la primera reacción del alcalde fue mantener el maratón -previsto para el día 4 de noviembre-, las críticas y la polémica que suscitó celebrar un acontecimiento de tal calado en una ciudad en la que muchos de sus habitantes seguían sin luz, transporte público y otros suministros esenciales, llevó finalmente a cancelar la carrera.

En el recuerdo los afectados por Sandy

“Esta será una carrera cargada de significado. Correremos pensando en todos aquellos afectados por Sandy el año pasado, y nuestros corazones estarán con los afectados por las bombas de Boston”, indicó a la cadena CNBC la consejera delegada de New York Road Runners, la organización responsable de la carrera, Mary Wittenberg.

El maratón, para el que se han registrado unos 48,000 corredores, es una de las citas anuales más importantes del atletismo y constituye una de las seis pruebas que configuran el Circuito Mundial de Grandes Maratones (WMM por sus siglas en inglés), junto a Berlín, Boston, Londres, Chicago y, desde 2013, Tokio.

Participantes élite

En el apartado deportivo, el maratón neoyorquino contará, como es habitual, con una nómina selecta que incluye al campeón olímpico y mundial, el ugandés Stephen Kiprotich; al vencedor del maratón de Londres, el etíope Tsegaye Kebede, y al autor de las mejores marcas en Nueva York y Boston, el keniano Geoffrey Mutai, que ganó en 2011 con 2h 05:06, récord actual.

También estarán en la salida el keniano Stanley Biwott, en posesión de una marca personal de 2h 05:12, y su compatriota Martin Lel, una vez recuperado de sus lesiones, que con 35 años regresa a la carrera que ha ganado las dos veces que ha participado (2003 y 2007).

Millones en juego

Tanto en categoría masculina como en la femenina, además de los $100,000 y la gloria del triunfo, la competencia pone en juego el título del WMM, que lleva aparejado un cheque de medio millón de dólares al campeón, una vez contabilizados los resultados de las seis carreras.

Una victoria de Kebede -líder con 65 puntos- o de Kiprotich -tercero con 50- les reportaría el suculento premio total de $600,000.

En categoría femenina, y compitiendo por igual premio, las favoritas son las kenianas Edna Kiplagat, doble campeona mundial, y Priscah Jeptoo, actual subcampeona olímpica y ganadora, este año, en Londres, así como las etíopes Firehiwot Dado y Bezunesh Deba, y la italiana Valeria Straneo.