Pánico en la terminal 3

Un agente de TSA muerto y dos heridos deja un tiroteo en el aeropuerto de Los Ángeles
Pánico en la terminal 3

Un hombre sacó un fusil semiautomático de una bolsa y se abrió paso a tiros en un punto de revisión del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, LAX, ayer, donde mató a un empleado federal de seguridad e hirió a otros dos, en un ataque que afectó 746 vuelos en todo el país.

El atacante —identificado como Paul Anthony Ciancia,un jóven de 23 años proveniente de Pennsville, Nueva Jersey— resultó herido en la boca y las piernas en el intercambio de disparos con la Policía luego del cual fue tomado bajo custodia. Su condición no se había divulgado al cierre de esta edición.

La victima fue identificado como Gerardo I. Hernández , de 39 años, el primer agente de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) caído en cumplimiento de su deber en los 12 años de la agencia.

Según el FBI, Ciancia tenía como objetivo agentes de la (TSA) y al momento del ataque vestía un uniforme y una bolsa con una nota en la que se podía leer que “quería matar a los TSA” y “cerdos.”.

El ataque en el tercer aeropuerto con más actividad del país provocó que los aterrorizados viajeros corrieran en busca de refugio.

“Nos echamos al mostrador. Todo el mundo en la fila se tiró al suelo y los disparos simplemente continuaron”, relató Xavier Savant, un viajero que esperaba en la fila de seguridad donde se produjo el tiroteo.

Previamente, el padre de Ciancia en Nueva Jersey había llamado a las autoridades para pedir ayuda para localizar a su hijo luego de un mensaje de texto a un hermano en el que hablaba de “quitarse la vida”.