TU TECNOLOGÍA: ¿Innovar o imitar y mejorar?

Tu Tecnología

El éxito de todo negocio eventualmente está atado a su capacidad de innovar y adaptarse a los tiempos.

Solo hay que contemplar la cantidad de compañías difuntas que no han podido adaptarse y que en un momento eran las reinas de su campo, las insuperables, las líderes como BlackBerry, Kodak, Polaroid, Atari, Commodore, entre otras, que cambiaron sus industrias y se les olvidó como innovar después de un tiempo. ¿Cómo es posible esto?

Innovar no es fácil y hacerlo constantemente es todavía más difícil. Estas compañías nos muestran que el éxito a largo plazo no solo depende de un producto sino de la capacidad constante de reinventarlo e inventar productos nuevos que no necesariamente tienen mucho que ver con el producto existente. Estamos viviendo en un mundo tecnológico donde un producto innovador hoy permanece con el título por solo meses, algo que anteriormente podía durar años.

BlackBerry es uno de esos casos fascinantes. Cuando sacaron sus primeros teléfonos inteligentes dominaron el mercado corporativo de una manera casi monopolística.

Unos años después, Apple lanzó el iPhone, básicamente una computadora de bolsillo que toca música, llama por teléfono, puede instalar aplicaciones y navegar la Web y listo, el destino de BlackBerry cambió para siempre. En ese momento BlackBerry todavía tenía la posibilidad de reaccionar, de transformase completamente para adaptarse a la nueva realidad pero no lo hicieron y hoy en día están perdiendo dinero y considerando ser comprados por un grupo inversionista para salirse de la bolsa de valores.

¿Cuál es la lección? No importa lo bueno que sea tu producto en un momento determinado, la competencia lo puede convertir en obsoleto y si no tienes la disciplina de ejecución para evaluar tu producto u oferta en esta nueva realidad, es posible que tu negocio no sobreviva.

Hay personas e instituciones que piensan que para tener éxito con un producto hay que inventar algo completamente nuevo, tan revolucionario y nunca antes visto que cree nuevas industrias.

Esto pasa de vez en cuando, pero si te pones a contemplar la mayoría de los grandes éxitos te darás cuenta de que son repeticiones mejoradas en vez de ideas completamente originales.

Apple no inventó el teléfono inteligente, Google no inventó el motor de búsqueda, Nest no inventó el termostato de la casa, iTunes no inventó bajar música de la Internet, Facebook no inventó las redes sociales, Tesla no inventó el carro eléctrico y SpaceX no inventó las naves espaciales.

Evan Williams, uno de los fundadores de Twitter recientemente hizo un comentario que me hizo reflexionar. Williams dijo que para tener éxito en la edad del Internet no hay que necesariamente inventar algo nuevo, solo hay que buscar algo que ya está inventado y usar la tecnología para hacerlo más fácil, accesible, conveniente.

Si te pones a pensar, es lo que hicieron todas estas compañías que mejoraron productos y servicios que ya estaban inventados y es lo que puedes hacer para lograr tu próximo éxito en los negocios.