Más latinos en EEUU optan por cirugías para bajar de peso

Las operaciones bariátricas envuelven procedimientos quirúrgicos para bajar y controlar el sobrepeso y cada vez son más populares debido a que los doctores las recomiendan a los pacientes que corren peligro de perder la vida por su obesidad
Más latinos en EEUU optan por cirugías para bajar de peso
Toni Garcia se sometió a una cirugia para bajar de peso.
Foto: Suministrada

Después de intentar dietas, ejercicios y sufrir serios problemas de salud como diabetes y presión alta, más latinos con sobrepeso están optando por cirugías que reducen el tamaño del estómago y los deseos de comer.

Las operaciones bariátricas, que cubren diferentes procedimientos quirúrgicos para bajar y controlar el sobrepeso, están aumentando en popularidad debido a que más médicos primarios las recomiendan a los pacientes cuyas vidas corren peligro debido a su gordura.

Armando Aragón, de 36 años, tuvo la cirugía de reducción de peso más extrema llamada “bypass gástrico”, en la cual le cortaron el estómago, dejándole únicamente una pequeña bolsa gástrica.

“Esto era lo que yo necesitaba, una cirugía que en realidad me ayudara”, dijo Aragón, quien tuvo la operación en enero de este año. Cuando se sometió a la cirugía pesaba 434 libras, actualmente pesa 275 libras y sigue bajando. Cuando estaba en la escuela estaba en buena condición física y pesaba 190 libras. Él no aspira a regresar a ese peso. Su meta son 220 libras.

En el caso de María Meléndez, de 55 años de edad, ella optó por la cirugía que se considera menos invasiva, la banda gástrica o “lap band. Ella tuvo la cirugía en el 2010 cuando pesaba 270 libras y padecía de diabetes, colesterol alto, tenía el hígado inflamado, le comenzaban a fallar los riñones y se le inflamaban los pies.

“Yo sentía que me estaba muriendo, no podía hacer ejercicio, sentía que si seguía así no iba a durar ni un año más”, dijo Meléndez. A un mes de la cirugía dejó de necesitar medicamentos para controlar la diabetes y otras medicinas.

El Dr. Jerry Korman, médico especialista en cirugías bariátricas, explicó que las tres operaciones más frecuentes son la banda gástrica, bypass gástrico y “gastric sleeve. En esta última se corta una porción grande del estómago, pero se deja la conexión original con el intestino delgado.

“A muchas personas les cuesta comprender que esta operación es mucho más que comer poco. Con estas operaciones se cambia la percepción del cerebro y la comunicación entre el estómago y el cerebro”, dijo el Dr. Korman.

Cuando las personas obesas tratan de perder peso por sí solas, se encuentran con que después de haber perdido ciertas libras ya no pueden seguir bajando de peso. El metabolismo disminuye porque cree que se está muriendo de hambre, explicó el cirujano.

“Para las personas que están con más de 100 libras de sobrepeso, no se trata de que tengan fuerza de voluntad para comer menos. Se trata de la forma en que reacciona su cuerpo”, agregó.

Un 40% de los pacientes del Dr. Korman son latinos.

A nivel nacional, se estima que unas 160 mil personas se someten a este tipo de tratamientos bariátricos anualmente, según la American Society for Metabolic and Bariatric Surgery.

Datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), indica que uno de cada 50 adultos en el país padecen de obesidad mórbida, el cual está relacionado con otros 30 padecimientos que incluyen diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, problemas para dormir, cáncer, hipertensión e infertilidad.

Las autoridades también estiman que el costo asociado con este tipo de obesidad extrema es de 117 mil millones de dólares.

Los tratamientos bariátricos están cubiertos por Medicare y Medi-Cal, y por planes privados de salud.