Triunfo que sabe a poco

Galaxy gana con lo mínimo al Real Salt Lake y la serie queda abierta
Triunfo que sabe a poco
Chris Wingert (17) cabecea el balón ante Landon Donovan, quien intenta quedarse con el esférico en acción del primer tiempo.
Foto: AP

Galaxy inició ayer la defensa de su título en la MLS con una pálida victoria de 1-0 sobre el Real Salt Lake, un rival esquemático y tacaño en su futbol al que Robbie Keane le perdonó la vida de manera insólita.

Fue un primer tiempo con esquemas muy predecibles, en el que Galaxy fue el único generador de riesgo y tuvo al menos tres oportunidades claras sobre la portería de Rimando.

Ya a los seis minutos Keane dilapidó la primera opción cuando tiró fuera ante la salida del portero.

Opare patrullaba los movimientos de Saborío, solitario pistolero de Utah, mientras Omar González y especialmente Franklin se sumaban en misiones ofensivas en la cancha del StubHub, que lució con sus gradas al máximo.

Landon Donovan tuvo su propia opción al 11′, cuando definió mal de zurda y en el 18′ de nuevo Keane perdió en el mano a mano con Rimando la más clara del primer tiempo.

Jason Kreis el técnico de Real Salt Lake demostró poca ambición y en este lapso del partido agrupó a su equipo para esperar en su terreno e intentar buscar opciones en el contrataque,

Un esquema tacaño en extremo que en la primera mitad le rendía frutos, más por errores en la definición de los galácticos que por virtud defensiva de los visitantes.

Debieron pasar 25 minutospara tener una llegada el once del Real Salt Lake.

Esto ocurrió cuando Gil habilitó a Grabavoy y éste ajustó un remate durísimo que se fue apenas fuera de la cabaña galáctica, que defendía el panameño Penedo.

Con lo poco que había hecho el visitante, el empate parecía demasiado premio hasta que después de una salida larga sobre izquierda con Robbie Keane, el corte defensivo le quedó en zona de 25 metros a Franklin quien empalmó de derecha pegado al poste izquierdo de Rimando para poner el 1-0 , al minuto 47, y así empezar a hacer justicia.

Kreis ingresó a Findley por Álvarez con el ánimo de darle más llegada al equipo, acompañar a Saborío y evitar la suma de más galácticos a zona de remate.

El partido empezó a ser distinto y Galaxy se retrasó en el campo.

Arena sacó al inoperante Rogers y puso Jiménez para oxigenar el medio, cuando ya pensaba más que en jugar, en pelear el partido.

Beckerman, el capitán de Real Salt Lake, empezó a pesar en el trámite y fabricó una opción con Morales sobre derecha que terminó en remate de Findley que apenas pudo recortar la defensa.

A los 72′, de nuevo Beckerman de zurda obligó a Penedo y Keane demostró que no estaba en su noche y culminó mal una contra que generó Donovan.

El partido se hizo de ida y vuelta y después de que Zardes fallara en una que inventó él mismo, Grabavoy intentó desde la media distancia por arriba del travesaño.

Se fue Saborío y entró Sandoval, un punta grandote que dio problemas a González y Opare.

Galaxy aguantaba, sin ideas en la mitad del campo y de nuevo Keane, por cuarta vez en la noche, se perdió una opción de gol tirando fuera ante el achique del portero.

Victoria con sabor a poco para Galaxy que ahora debe definirlo todo el jueves en el estadio Río Tinto del Real Salt Lake y donde está obligado a sostener la ventaja exigua con la que liquidó el choque de ayer en el StubHub Center.

Galaxy intenta convertirse en el primer equipo de la MLS que conquista tres títulos seguidos.