La tecnología es también para los abuelos

Tabletas ayudan a jubilados a ejercitarse
La tecnología es también para los abuelos
Dibujar en aplicaciones de las tabletas es buena idea para los adultos.
Foto: Agencia Reforma

La idea de que la tecnología no es para la gente mayor ha quedado más que caduca.

Las mismas posibilidades de recreación que ofrece a niños, adolescentes y adultos se pueden extender a los adultos mayores que, además de pasar un buen rato, pueden ejercitarse física y mentalmente.

El gerontólogo Gerardo Ríos González recomienda a las familias hacer uso de recursos tecnológicos —como el Kinect y la tableta— para generar un día diferente donde los más grandes de la casa sean los beneficiados.

“El juego que más recomiendo en el Kinect es el de bolos, porque imitan todos los movimientos que se hacen en la vida real y eso les va a ayudar a mejorar su funcionalidad, ya que mueven articulaciones y músculos y al mismo tiempo hacen que el cerebro guarde esta información”, explica.

Incluso en personas con Alzheimer o demencia, asegura el gerontólogo, el Kinect puede utilizarse porque es “sencillo de jugar y fomenta la parte social”.

Otros juegos que pueden ser útiles para los adultos mayores son los de beisbol, esquí y lancha.

“El más recomendable es los bolos, haya o no demencia, y si las personas tienen problemas de equilibrio hay que estarlos ayudando [sostenerlos de la cadera para que no vaya a sufrir una caída]”, explica.

“Es recomendable una o dos veces por semana, y es muy importante hacerlo en familia para unir los lazos y redes sociales”, agrega Ríos González, quien afirma lo han jugado adultos de hasta 95 años.

Proponer a los adultos mayores dibujar en aplicaciones de las tablets es otro medio para fomentar que conserven sus habilidades.

“Para personas con Alzheimer es muy útil porque utilizan la motricidad fina al dibujar e iluminar contornos, además de que reconocen figuras y colores”, dice Ríos González.

La operación de estos dispositivos a través del tacto les facilita su uso, a diferencia de tomar un “mouse” de una computadora convencional.

Ver terminada su actividad les genera satisfacción porque regularmente se asumen incapaces de manejar la tecnología y sus avances.

“El hecho de manipularla les causa mucha curiosidad, y miden su fuerza y coordinación, desarrollan la habilidad de ubicación y su motricidad fina, que es a lo que principalmente ayuda esta aplicación”, considera el gerontólogo.

Y si después de jugar boliche o dibujar un rato aún le queda pila a los mayores de la casa, ¿por qué no cerrar con broche de oro cantando sus piezas musicales favoritas?

Según Ríos González, el uso del karaoke puede ser una opción para introducir a los interesados en el conocimiento de internet, al enseñarles cómo buscar la canción que desean cantar. Y leer en la pantalla es una habilidad que les ayudar a conservar su nivel cognitivo.