“Mentalmente estamos medio muertos”, dice paraguayo Darío Verón sobre Pumas

El paraguayo Darío Verón, defensa y capitán de los Pumas de la UNAM, consideró hoy que él y sus compañeros están medio muertos mentalmente debido a la crisis de resultados que tiene al equipo en la penúltima plaza del Apertura mexicano con 10 puntos.
“Mentalmente estamos medio muertos”, dice paraguayo Darío Verón sobre Pumas
Dario Veron (c) de Pumas. EFE/archivo

México, 7 nov (EFE).- El paraguayo Darío Verón, defensa y capitán de los Pumas de la UNAM, consideró hoy que él y sus compañeros están medio muertos mentalmente debido a la crisis de resultados que tiene al equipo en la penúltima plaza del Apertura mexicano con 10 puntos.

Verón, con 10 años en el equipo, calificó la campaña de los felinos como una “temporada de terror” que en lo personal no le permite “descansar bien ni dormir tranquilo”.

“Mentalmente estamos medio muertos porque queremos hacer bien las cosas y no nos salen, cada partido lo enfrentamos como una final y no nos salen las cosas”, dijo Verón en rueda de prensa.

“Tratamos de salir de esto y no se puede, ahora primero Dios queremos hacer un buen partido contra Cruz Azul y sacar un buen resultado para la afición”, añadió.

El central paraguayo, de 34 años, dijo sentirse triste y dolido por el mal paso del equipo al que llegó en 2003 y con el que ha sido campeón en cuatro ocasiones.

“Me siento triste, dolido. Pumas es una institución grande y no deberíamos estar así. Todos los que estamos acá somos culpables. A veces ni puedo descansar bien de lo mal que me siento. Siento un gran cariño a la institución y a la afición, pero son cosas que pasan en el fútbol”, expuso.

Verón, quien cumple su vigésimo primer torneo con el equipo, dijo que la crisis de la que no ha salido el equipo inició desde la pretemporada.

“Tenemos un plantel justo y se veía venir desde la pretemporada. Tuvimos cuatro o cinco amistosos y no se ganó ninguno, ahí se empezó a perder la confianza”, apuntó.

Recordó que al principio hubo muchos lesionados y no todos estaban al cien por ciento. “Eso nos perjudicó mucho, empezamos mal el torneo, no estaban jugadores importantes y no estábamos completos. Fue una temporada de terror”, agregó.

El zaguero consideró que la temporada del conjunto “se planificó mal” aunque los directivos quisieron hacerlo bien “y eso fue el problema, ya no pudimos hacer nada, ahora que se acabe esto porque ha sido una temporada de terror para nosotros”.

Verón dijo que es una “vergüenza haber cambiado tres técnicos en año y medio” y que será lo mismo si terminan en el último lugar de la clasificación, por lo que el domingo ante el Cruz Azul “vamos a tratar de que los tres puntos se queden en casa”.

El paraguayo pretende quedarse más tiempo y retirarse en Pumas, escuadra en la que sus compañeros “son muy profesionales, somos una familia y estamos todos juntos en las buenas y en las malas”.