Rubio promueve ley para evitar fraude en “Obamacare”

El legislador republicano busca proteger datos confidenciales de consumidores en los nuevos mercados de seguros
Rubio promueve ley para evitar fraude en “Obamacare”
El senador por Florida presentó su iniciativa ante los problemas técnicos en la página del gobierno federal.
Foto: Archivo

Washington.- El senador republicano por Florida, Marco Rubio, promueve desde este jueves un proyecto de ley que busca combatir el posible fraude y proteger a los consumidores en los nuevos mercados de seguros de la reforma de salud, informó su oficina.

El proyecto de ley obedece a temores de que, ante los problemas técnicos de la página web Healthcare.gov de la reforma de salud, los estadounidenses se vean cada vez más obligados a buscar opciones fuera de internet que “podrían conducir al fraude y suplantación de identidad”, dijo la oficina en un comunicado.

Rubio reiteró su queja de que debido a los problemas técnicos y de seguridad de la página web de Obamacare, el Gobierno federal “está obligando a las personas a buscar otras opciones de inscripción que podrían hacerlas áun más vulnerables a la suplantación de identidad, en particular a través del sistema de navegadores”.

“Tan solo ayer (miércoles), la secretaria Sebelius hizo la reveladora admisión de que criminales convictos podrían ser contratados como navegadores”, señaló Rubio en el comunicado.

Para Rubio no es aceptable que el presidente Barack Obama sugiera que los estadounidenses deben simplemente “confiar” en el Gobierno y su red de navegadores dentro de Obamacare.

Según Rubio, su iniciativa busca evitar que el Gobierno federal ponga en peligro la información confidencial de los estadounidenses o los exponga a un mayor riesgo de fraude.

Entre otros elementos, el nuevo proyecto de ley impone normas de capacitación y revisión de antecedentes de los “navegadores” contratados para ayudar a los consumidores a comprar un plan médico en los mercados de seguros.

También impone multas para los “navegadores” que divulguen información confidencial, así como multas para quienes se hacen pasar por empleados legítimos en los mercados de seguros.

Además, establece una lista de “navegadores autorizados” así como otra lista de aquellos que no pueden ser contratados para esa labor o que han sido condenados por la commisión de delitos.

La iniciativa también impide el pago de impuestos bajo la ley sanitaria para aquellas personas que compraron seguro obligatorio recurriendo al consejo de esos navegadores o de los que se hicieron pasar por ellos

El proyecto de ley, que ya cuenta con el patrocinio de otros cinco senadores republicanos, incluyendo al líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, fue presentado un día después de la segunda comparecencia de la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, ante el Congreso.

Durante la audiencia del miércoles ante el Comité de Finanzas del Senado, Sebelius reconoció que es “posible” que personas con antecedentes criminales puedan ser contratadas para ayudar a los consumidores a navegar el laberinto de mercados de seguros y que puedan incluso tener acceso a información confidencial.

El senador republicano por Texas, John Cornyn, uno de los detractores de la reforma de salud, insistió en esa posibilidad pero, según observadores, esa posibilidad existe en cualquier empresa de cualquier sector de la economía.