Su esposa la hizo residente *

Una latina gay de LA es la primera en obtener la residencia por estar casada con una ciudadana*
Sigue a La Opinión en Facebook
Su esposa la hizo residente *
Yamileth Escobar (der.) y María de los Ángeles Domínguez (al centro) junto con su abogada Alma Rosa Nieto (izq.) salen del edificio de Inmigración en Los Ángeles.
Foto: Ciro César / La Opinion

Ayer por la mañana, María de los Ángeles Domínguez obtuvo su residencia legal en los EEUU por estar casada con Yamileth Escobar, una ciudadana norteamericana.

Según su abogada, Alma Rosa Nieto, se trata de la primera pareja de dos mujeres latinas gay que obtiene los beneficios que hasta ahora sólo eran otorgados a parejas heterosexuales.

“Esta decisión le abrirá las puertas a miles de personas que buscan legalizar el estatus inmigratorio de su pareja”, dijo Nieto.

La pareja se presentó al Edificio Federal del centro de Los Ángeles para la entrevista final con una agente de Inmigración, que luego del trámite, aprobó el nuevo estatus de Domínguez. En tres años, la nueva residente podrá pedir su ciudadanía.

Una historia de amor

Domínguez, originaria de Chihuahua, México, y Escobar, nacida en San Salvador, El Salvador se conocieron en el coro de la iglesia y en 2005 comenzaron una relación.

Al noviazgo le siguió el casamiento en 2008 y dos años más tarde, el nacimiento de su hijito Ángel, que hoy tiene tres años de edad.

En junio de este año, luego de la decisión de la Corte Suprema que declaró que las parejas del mismo sexo tenían los mismos derechos legales que las parejas heterosexuales, la ciudadana Escobar presentó los formularios en el Departamento de Inmigración pidiendo la residencia para su esposa.

“Siempre confié que lo lograríamos“, comentó Escobar. Las mujeres dijeron que se habían puesto un poco nerviosas, mientras esperaban su turno para la entrevista.

“La oficial de inmigración les hizo las mismas preguntas que les hacen a las parejas heterosexuales y nos trataron con respeto”, aseguró Nieto.

La abogada explicó que el caso de Domínguez y Escobar tomó sólo tres meses porque Domínguez había entrado al país de manera legal, con una visa de turista, y porque la pareja tenía todos los papeles en regla.

El tiempo de los trámites, varía según los casos”, explicó. Nieto dijo que las solicitudes de residencia podían ser tanto para alguien viviendo en el país, como para alguien que viva en el exterior.

“Si la persona se encuentra en el país de manera ilegal, las autoridades le pedirán que salga y que vuelva a ingresar para completar el proceso”, aclaró.

“En estos tres meses, María de los Ángeles y Yamileth sintieron mucha presión y tuvieron que exponer su vida personal frente a cámaras de televisión y prensa. Pero la convicción de ambas fue el motor que hizo que este sueño se haga realidad“, señaló Nieto, quien destacó la importancia de hacer los trámites de manera correcta desde un comienzo, para ahorrar tiempo y dinero.

Nieto dijo además que los estudios de psicología y sociología que había hecho en la universidad le habían ayudado en más de una ocasión durante el proceso.

“Hoy hicimos historia”, declaró feliz la abogada.

“Estamos juntas desde hace 10 años. Nos casamos y el mundo no se vino abajo”, dijo sobre quienes critican el casamiento entre personas del mismo sexo.

Nos amamos y eso es lo que importa“, agregó.

* Este artículo fue publicado previamente en la edición impresa de La Opinión y recibió el premio GLAAD: Outstanding Newspaper Article – Spanish Language – 2014