4-2. Morales y el Real Salt aportaron espectáculo y goles

La creatividad del fútbol inteligente y técnico que aporta el centrocampista argentino Javier Morales volvió a estar presente en la gran victoria que el Real Salt Lake consiguió por 4-2 ante los Timbers de Portland en el partido de ida de la final de la Conferencia Oeste.
4-2. Morales y el Real Salt aportaron espectáculo y goles
Javier Morales, del Real Salt Lake de EE.UU, durante un partido. EFE/Archivo

Redacción Deportes (EEUU), 11 nov (EFE).- La creatividad del fútbol inteligente y técnico que aporta el centrocampista argentino Javier Morales volvió a estar presente en la gran victoria que el Real Salt Lake consiguió por 4-2 ante los Timbers de Portland en el partido de ida de la final de la Conferencia Oeste.

El triunfo permite al Real Salt Lake viajar el próximo 24 de noviembre a Portland a disputar el partido de vuelta con un pie puesto en la gran final de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS).

Nada detiene al Real Salt Lake cuando se trata de hacer goles y aunque a los 14 minutos estaba con un gol de desventaja en el marcador tras haber marcado Will Johnson el 0-1, de inmediato puso su ataque a funcionar con Morales magistral en la dirección del juego y ahí se acabaron las concesiones al rival.

Tampoco importó que el novato Devon Sandoval saliese en el puesto del titular y goleador costarricense Álvaro Saborío, porque al contrario el equipo encontró mayor frescura y dinamismo en el ataque al tener más espacios abiertos que generaron la creación de un gran números de oportunidades de gol.

El centro del campo del Real Salt Lake con el internacional Kyle Beckerman de contención estuvo siempre en control del balón que distribuyeron a la perfección Morales, el colombiano estadounidense Sebastián Velásquez y el hispano Luis Gil, un trío de oro para el equipo.

Los Timbers pronto se dieron cuenta que no tenían nada que hacer ante el mejor fútbol y tampoco pudieron evitar la goleada cuando al minuto 35, después de haber tenido varias oportunidades de haber conseguido el empate, esta vez llegó por mediación de Chris Schuler que remató potente de cabeza al superar la marca en un tiro de esquina que sacó Morales desde la derecha.

Solo tuvieron que pasar tres minutos y de nuevo Morales se fue al córner y generó peligro al forzar al defensa gambiano Mamadou Danso a despejar el balón que estuvo a punto de terminar el fondo de la portería que evitó el centrocampista argentino Diego Valeri.

Pero el 2-1 llegó al minuto 41 cuando Beckerman mandó un balón si demasiado peligro al área de los Timbers y Danso se complicó la vida al no poderlo despejar y dejarlo en poder de Robbie Findley que no tuvo problemas para batir al arquero jamaiquino Donovan Ricketts en su salida para cubrir espacio.

El gol hizo que el Real Salt Lake se fuese al descanso con una ventaja merecida que reforzó su moral de equipo ganador y le quitase presión de cara a la segunda parte.

Todo lo contrario de lo que sucedió a los Timbers que salieron con el mismo ritmo de juego y a la búsqueda del empate, una estrategia que les costaría el tercer gol.

Un contraataque fulminante iniciado por Morales permitió a Findley poner un centro desde la derecha para que Sandoval al minuto 48 marcase el 3-1 ante la frustración del equipo rival, que intentó reaccionar, pero sin lograrlo ante la buena presión que generó el centro del campo del Real Salt Lake y el gran trabajo de la defensa.

Los cambios que hicieron ambos equipos beneficiaron más al Real Salt Lake con la entrada del ecuatoriano Joao Plata, que fue el encargado de hacer un saque de esquina que remató de cabeza perfecto Morales para el 4-1 cuando se cumplía el minuto 82 ante el delirio de los seguidores del equipo local.

Morales se mereció el gol y también el Real Salt Lake, aunque en el tiempo de descuento permitió que el francés Frédéric Piquionne pusiese el definitivo 4-2 en el marcador, pero que no impidió que el mejor equipo sobre el campo saliese vencedor.

El Real Salt Lake, que en las semifinales eliminó al Galaxy de Los Ángeles, el bicampeón del título de la MLS, llegó a nueve partidos consecutivos sin conocer la derrota en los duelos con los Timbers, que la última vez que ganaron fue el 30 de abril del 2011 en el primer enfrentamiento que tuvieron ambos equipos.

La derrota cortó también a los Timbers una racha de 10 partidos consecutivos que no habían perdido y la última vez fue el pasado 30 de agosto y lo hicieron precisamente ante el Real Salt Lake con el mismo marcador de 4-2.

Dentro de la final de la Conferencia Este, el Dynamo de Houston y el Sporting Kansas City empataron a 0-0 en el partido de ida que se disputó en el BBVA Compass Stadium, de Houston.