“Dreamers” luchan por igualdad educativa en Carolina del Norte

Los jóvenes indocumentados piden contar con matrículas universitarias reducidas al igual que el resto de los estudiantes del estado
“Dreamers” luchan por igualdad educativa en Carolina del Norte
Los "dreamers", además de pedir igualdad con las matrículas universitarias, también impulsan la aprobación de una reforma migratoria integral que los beneficie.
Foto: Archivo

Charlotte – “Dreamers” de Carolina del Norte renovaron este lunes su lucha por conseguir matrículas universitarias de residentes del estado con una petición en línea dirigida al fiscal general para que interceda ante las autoridades educativas.

El grupo “NC Dream” urgió a la comunidad del estado a que llame a la oficina del fiscal general del estado, Roy Cooper, y solicite que el Sistema de Colegios Comunitarios y la Junta Regente de la Universidad de Carolina del Norte (UNC) acepten la igualdad educativa.

“Guardar silencio sobre este asunto es negar a estos jóvenes el acceso igualitario a la educación. Van a apoyar a los jóvenes indocumentados o unirse en silencio a sus opresores”, destaca el mensaje enviado por los “dreamers”.

También requieren que se comuniquen con Peter Hans, de la junta de UNC, para que el ente regidor de la universidad más grande del estado permita que los jóvenes indocumentados o los amparados bajo el programa gubernamental de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) paguen la matrícula de estudiantes residentes en el estado.

“El fiscal prometió que se iba a reunir con nosotros para discutir este asunto”, afirmó este lunes Viridiana Martínez, portavoz del “NC Dream Team”.

“El fiscal tiene aspiraciones a ser gobernador, y si quiere el apoyo de la comunidad hispana, necesita estar con nosotros y por lo menos escucharlo y no ignorarnos”, enfatizó.

Los “dreamers” han realizado este año varias campañas de acceso equitativo a la educación superior para los indocumentados con marchas, protestas e inclusive reuniones con los legisladores para solicitar cambios legislativos.

Aunque los centros de educación superior permiten el acceso de los indocumentados o los que tienen DACA, los jóvenes deben pagar cuatro veces más por su inscripción en los cursos universitarios que los estudiantes del estado.

Está previsto que esta próxima primavera haya un nuevo aumento de las tarifas universitarias, y los estudiantes extranjeros, la categoría que se encuentran ahora los soñadores, pagarán un 6 % adicional en los colegios comunitarios y un 12.3 % en las universidades.

Los “dreamer” además pusieron este lunes a disposición la información de la regulación que permite a los empleadores de Carolina del Norte patrocinar a sus trabajadores y así tener acceso al descuento de la matrícula de residente pero sólo en los colegios comunitarios.

Al menos doce estados del país han aprobado sus propias versiones del Dream Act, que permite a los indocumentados inscribirse y pagar matrículas estatales.