Latinos quieren segundo supervisor en Condado de LA

MALDEF está considerando una demanda en la Corte Federal
Latinos quieren segundo supervisor en Condado de LA
El 60% de la población del condado de Los Ángeles es latina, pero solo hay una supervisora hispana: Gloria Molina, a la extrema derecha
Foto: La Opinión - / Aurelia Ventura

A la supervisora Gloria Molina le queda un año en el cargo pero no se quiere ir sin asegurarse de que haya -por lo menos- dos supervisores latinos en el condado de Los Ángeles.

A pesar que casi el 60% de la población del condado es latina, de los cinco supervisores que hay en la Junta, sólo uno es latino, Gloria Molina, quien asumió el cargo de supervisora en 1991.

“Es un asunto de justicia real. La representación actual en la Junta de Supervisores no refleja el casi 60% de latinos que tenemos, y no va a pasar con la configuración actual de los distritos. Así que intencionalmente se está discriminando a los latinos bajo el Acta de Derechos de los Votantes”, dijo Molina durante una entrevista con la radio pública KPCC.

La lucha para lograr dos supervisores latinos no es tarea fácil, por lo que MALDEF (Fondo México Americano para la Defensa Legal y la Educación) ya analiza la posibilidad de una querella federal para asegurar que los latinos tengan dos asientos en la Junta de Supervisores.

“MALDEF está considerando una demanda en la Corte Federal que podría llevar de dos a tres años en resolver”, explicó Thomas Saenz, presidente y abogado general de Maldef.

Saenz señaló que crear el asiento que ahora ocupa Molina fue producto de otra demanda que se resolvió en 1991 después de que el Departamento de Justicia se involucró en el rediseño de distritos y determinó que no crear un escaño latino violaba el Acta de Derechos de los Votantes.

La vía más rápida para crear una curul adicional en la Junta de Supervisores está en manos de los propios supervisores, pero como sólo se tiene el apoyo de dos, ese camino está descartado.

“No es fácil que quieran soltar el poder“, indicó Saenz.

El abogado general de MALDEF explicó que el Censo de 2010 arrojó que hay una mayoría de votantes latinos por lo que se debe elegir un segundo supervisor latino. “Esta necesidad no sólo la tiene el condado de Los Ángeles sino otros condados más en el estado como Riverside, San Bernardino, Ventura, Kern, Fresno, Tulare“, observó.

Pero para que eso ocurra, se tendrían que resideñar los distritos de la Junta, de manera que dos de los cinco actuales, abarcarían áreas netamente latinas.

Jessica Levinson, profesora de gobierno de la Escuela Loyola Marymount, dijo que hay una enorme disparidad. “La manera como están los distritos diseñados está violando el Acta de los Derechos de los Votantes, y a menos que los supervisores cambien de idea, esto se tiene que decidir en la Corte“, detalló.

En 2010, Molina y el supervisor afroamericano Mark Ridley-Thomas trataron de crear otro asiento latino pero fracasaron en su intento.

Antonio González, presidente del Instituto William C Velazquez precisó que los jueces deberán tomar en cuenta para hacer una decision en torno al diseño de un asiento de mayoría latina, a la población en edad de votar. “Ésta representa entre el 35 a 40% del condado, así que tenemos suficientes para rediseñar un distrito con mayoría de latinos”, expuso.

Aclaró que seguirían siendo cinco supervisores en el Condado, sólo que dos serían para latinos. “No hay una garantía de que gane un latino pero en distritos mayoritariamente latinos, éstos tienden a votar por latinos”, señaló.