Rodados al cuadro

Rodados al cuadro
Offerman niega estar oculto.
Foto: AP

El ex pelotero dominicano José Offerman negó ayer que esté rehuyendo una demanda que se presentó en su contra en Estados Unidos por haber agredido con un bate a otros dos jugadores durante un juego de ligas menores disputado en Connecticut hace seis años.

Offerman salió al paso de los comentarios que hizo el fin de semana un abogado de la parte demandante, quien dijo que el pelotero estaba desaparecido y no se había presentado ante la corte.

“No estoy desaparecido. Eso que está sonando es una campaña sin sentido. Ni mi abogado ni yo hemos sido citados”, declaró Offerman, durante una breve entrevista en el estadio Quisqueya, en la capital dominicana.

Luego de una campaña que redituó pocos triunfos en las Grandes Ligas, el torpedero dominicano Erick Aybar tiene planes de jugar beisbol invernal en la República Dominicana, con los Tigres del Licey.

“Estoy saludable y ya estoy entrenando porque quiero jugar con el Licey a partir del día 12 ó 13 de diciembre”, dijo ayer Aybar en el Estadio Quisqueya de Santo Domingo.

Aybar, de 29 años, jugó 138 partidos con los Angels en el 2013, tuvo de .271, con 33 dobles y 54 remolcadas. Ahora se encuentra en la llamada lista de “fatiga extrema” para la pelota invernal, por lo que debe hasta el 1 de diciembre para revisar su permiso.

Los Bravos de Atlanta anunciaron que dejarán el Turner Field y jugarán en el 2017 en un estadio de 42 mil butacas en el condado de Cobb, cuyo costo será de 672 millones de dólares.

Los ejecutivos de los Bravos John Schuerholz, Mike Plant y Derek Schiller dijeron ayer que el equipo decidió no buscar otro contrato de arrendamiento de 20 años en Turner Field y comenzaron conversaciones con la Autoridad del Coliseo y Centro de Convenciones de Cobb-Marietta en julio.

La infraestructura de Turner Field fue contruida para los Juegos Olímpicos de Verano en 1996 y fue convertida en un estadio de béisbol en 1997. El contrato con los Bravos expira en la temporada de 2016.