Veterano de guerra hispano combate la epilepsia

Frank Chávez, veterano de Vietnam, dedica parte de su tiempo a informar a otros soldados sobre la epilepsia, una condición que en él se agudizo debido a su participación en la guerra
Veterano de guerra hispano combate la epilepsia
Frank Chávez y su esposa luchan contra el estigma de la epilepsia.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Frank Chávez se enlistó en el Ejército de Estados Unidos en 1969 cuando tenía 19 años de edad y acababa de terminar la secundaria. Él estuvo en Vietnam por un año.

“Yo no hablo de lo que viví en Vietnam. Nunca hablo de eso”, dijo enfáticamente Frank. “Lo que sí puedo decir es que no nos dieron la bienvenida. Regresábamos de Vietnam y nos trataban mal. Nos decían que habíamos matado a bebés. Nos gritaban cosas feas”.

Pero esos reproches se olvidan cada año cuando Frank participa, junto a otros ex combatientes, en la celebración oficial del Día de los Veteranos en la ciudad de El monte. Dicho evento tendrá lugar hoy lunes a las 9:00 a.m. en la alcaldía, en el 11333 Valley Blvd.

Según el Departamento de Asuntos de Veteranos, en Estados Unidos viven aproximadamente 23 millones de veteranos. En la actualidad, alrededor de 2.3 millones de personas sirven en las fuerzas armadas.

Y muchos de ellos sufren de un mal que aquejó a Frank por mucho tiempo. Este ex soldado dedica parte de su tiempo para hablar sobre la epilepsia, un mal que sus doctores creen se agudizó por su tiempo en combate.

“Cuando hablo con los jóvenes que regresan de sus misiones les explicó que tienen que estar vigilantes de los síntomas como dolor de cabeza o cambios en su comportamiento y acudir al doctor al primer síntoma de epilepsia”, dijo Frank.

Él no buscó ayuda médica cuando regresó de Vietnam para tratar los episodios de epilepsia. Fue hasta 1999 que a Frank se le diagnosticó con la enfermedad después de sufrir una convulsión mientras conducía su vehículo.

Según informes, una de cada 26 personas sufre de epilepsia.

Hay evidencias que la epilepsia en Frank es congénita, es decir, que nació con este padecimiento, pero los médicos están seguros de que su servicio en Vietnam exacerbó los síntomas.

Nathan Jones, coordinador de projectos de la Fundación de Epilepsia End Epilepsy, dijo que se ha comprobado que los golpes en la cabeza son una de las causas principales de epilepsia y que los soldados que regresan del frente de batalla con frecuencia han sufrido algún tipo de golpe.

“Estamos muy preocupados por la cantidad de veteranos que están regresando y que han sido víctimas de golpes en la cabeza… estamos seguros que vamos a ver un incremento en el futuro de personas con epilepsia”, dijo Jones.

Aunque ya está jubilado de su trabajo en la policía, Frank permanece muy activo. Él ayuda a recaudar fondos para Latino Epilepsy Foundation, da charlas en colaboración con Veteran’s Affairs (VA) y Epilepsy Foundation sobre los síntomas y cómo detectarlos.

El 17 de noviembre, Frank participará en la caminata para recaudar fondos para investigaciones médicas sobre la epilepsia que se realizará en el Rose Bowl, Pasadena.

Además, él es consejero de la junta del MTA en temas relacionados con personas con discapacidades.

Por muchos años, Frank pensó que los dolores de cabeza, los cambios en su comportamiento y de visión que sufría eran un castigo de Dios.

A través de la historia, las personas con epilepsia han sido señaladas de padecer de posesiones diabólicas o de haber sido tocados por el diablo.

Patricia Chávez, esposa de Frank, lucha en contra de esos estigmas.

“Muchas personas no entienden que este es un padecimiento como cualquier otro. En la comunidad latina, en donde tendemos a callarnos todo, no entienden por qué mi esposo y yo hacemos esto”, dijo Patricia.

Frank tiene la ayuda constante de Patricia, pero hay muchas personas que padecen de epilepsia que aún creen que es un castigo divino.

Para información en español sobre la epilepsia visite http://www.epilepsyfoundation.org