Cashman y los Yankees luchan por retener a Canó

Comentan que el dinero ya está en la mesa, pero no por diez temporadas.

Canó se quedará seguramente, sin embargo la pregunta es ¿por cuánto tiempo?
Canó se quedará seguramente, sin embargo la pregunta es ¿por cuánto tiempo?
Foto: AP

Nosotros siempre hemos pensado que uno de los gerentes más capacitados del béisbol sigue siendo el de los Yankees de Nueva York.

Durante varios años, Brian Cashman ha mantenido al equipo de El Bronx entre los posibles ganadores de su División Este, una de las regiones con excelentes equipos, donde también pertenece la organización de los Medias Rojas de Boston, actuales campeones mundiales.

Entonces, dicho esto, al estar pasando por los apuros que crearon la debacle de la pasada campaña, donde los llamados Bombarderos de El Bronx quedaron eliminados de la lucha por la postemporada, no es posible que todavía prevalezcan errores cometidos por la desorganización y el menosprecio a sus figuras ciñeras.

Nos referimos a los jugadores claves, partes de la base para redondear un equipo bueno y competitivo.

Empezando por la firma de los agentes libres de primer orden, entre los que se encuentran el segunda base Robinson Canó, además del lanzador abridor Hideki Kuroda, entre otros, los Yankees deben dar un ejemplo de ser un conjunto clave, en cuanto a los contratos más sustanciosos se refiere.

Es cierto que sería cuesta arriba estampar la firma por un contrato de más de $300 millones a esta altura para un sólo jugador, como lo desea Canó. Hasta este mismo astro, considerado el mejor antesalista de estos momentos, no se lo cree. No es que no lo merezca; sino que, por experiencia, son pocos, por no decir ninguno, que se aventurarían a pretender un trato tan ambicioso.

Lo que se comenta a voces, con todo el respeto que se merece Canó- al igual que otras estrellas de primer orden en el espacio universal de las Grandes Ligas- es que lo pretende Robinson y sus agentes sería crear un ambiente favorable para conseguir un contrato múltiple, aunque no sea por las 10 temporadas. Pero si de precio alto y por un buen tiempo asegurado.

Esto es lo que quiere Canó y compañía.

Y ya se comenta que sobre el tapete hay de $180 a $200 millones disponibles por siete u ocho campañas para al nativo de San Pedro de Macorís, República Dominicana.

La agencia de Canó podría tomar una decisión al respecto a más tardar el mes que viene, según se reportó. Entonces, olvidemos ver a Robinson con un nuevo uniforme que no sea el de los Yankees.

“Los Yankees lucharán por retener a Canó, como prioridad. También queremos mantener a otros que se acogieron a la agencia libre”, dijo Cashman, durante la reunión de funcionarios de equipos, en Orlando, Florida.

Este gerente en cuestión, agregó con razón, que los Yankees tienen que tapar muchos huecos. Se refirió que, aunque Canó es prioridad, hay que completar un club que carece casi de todo. Incluyendo a su antesalista estrella, Alex Rodríguez, que no sé cuándo va a comenzar a jugar, debido al problema de la suspensión, los juicios, etc. Así como su campocorto, Derek Jeter, que aún no está listo para considerarlo como uno más de su alineación regular.

Hay que destacar, como se palpa, que en los Yankees sólo quedan CC Sabathia e Iván Nova en la rotación de lanzadores abridores, porque los demás del 2012 no están seguros si volverán. También se busca a un cerrador que cubra la ausencia del retirado Mariano Rivera, aunque se barajan nombres que estuvieron con otros equipos y en otras posiciones, como Jacoby Ellsbury, Shin-Soo Choo, Carlos Beltrán y Nelson Cruz, entre otros.

Como todas las anteriores, la reunión de Orlando, Florida, resulta sólo un ”chocadero” de manos y rumores. Y nada más.

Los equipos, si quieren estrellas, deben enseñar el dinero y lo demás lo veremos en el terreno de juego.