Ediles de ciudades de CA piden renuncia de Ron Calderón

Representantes de varias ciudades piden renunciar al senador estatal de California
Ediles de ciudades de CA piden renuncia de Ron Calderón
Varios funcionarios se unen a la asambleísta Cristina Garcia durante una conferencia de prensa para pedir al Senador Ron Calderón su renuncia tras acusaciones de corrupción.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Dicen que “ha violado la confianza pública”, que ya no tienen representación en Sacramento, y que quieren acabar con el “estereotipo de funcionarios latinos corruptos”. Por todo esto, unidos en una sola voz, funcionarios de las ciudades de Bell Gardens, South Gate, Downey, Pico Rivera, Norwalk y Bell, pidieron ayer públicamente al senador Ron Calderón, “¡que renuncie!” a su cargo.

Apenas el martes, el funcionario fue removido de todos los comités legislativos en los que participaba, luego de un voto unánime por limitar las funciones de Calderón en la legislatura estatal.

Todo esto porque sobre él pesan acusaciones de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), de haber recibido un soborno de 60 mil dólares a cambio de favores legislativos.

“Sabemos que es inocente hasta comprobar que es culpable de las acusaciones. Sin embargo, creemos que la distracción de su caso afecta directamente el servicio público a los residentes de nuestra comunidad”, sostuvo la asambleísta por el distrito 50, Cristina García, quien convocó a sus colegas, y ha pedido a Calderón anteriormente se retire de su puesto.

El alcalde de la ciudad de Downey, Mario Guerra, fue enfático al subrayar que desde hace varios meses, su ciudad, de más de 110 mil habitantes, ya no tiene representación en Sacramento.

“La oficina de Calderón es ya inexistente. Nadie regresa llamadas, o da respuesta a nuestras peticiones”, aseguró. “No solo eso, sino que incluso recibimos represalias por sus acciones”, agregó Guerra, quien preside la Asociación de Gobiernos del Sur de California, que representa a siete millones de personas, en 53 ciudades de la región.

“Ha sido demasiado difícil para todos acabar con la corrupción que ha empañado algunas ciudades del sureste. Su comportamiento es simplemente inaceptable. Es una vergüenza para todas la ciudades que representa. Tiene que renunciar”, expresó el alcalde de Bell Gardens, Daniel Crespo.

Calderón, quien fue elegido al Senado por el distrito 30 en 2006 y reelecto en el 2010, criticó a García por liderar esta acción.

“Estoy asombrado de que oficiales electos actúen de manera tan oportunista, como lo ha hecho Cristina García”, declaró el senador estatal por Montebello, quien representa a más de 1.2 millones de personas en 22 ciudades, desde Sur El Monte, hacia Huntington Park y hasta La Mirada.

Sin embargo, García aclaró que si Calderón deja el puesto, ella no buscará su cargo.

El FBI investiga a Calderón por supuestamente recibir $60 mil de un agente encubierto a cambio de reducir el monto para recibir incentivos fiscales especiales para la industria fílmica.

“No le deseo ni a mi peor enemigo que pase por lo que estoy pasando. Espero que García se de cuenta de que lo que me paso a mi le puede pasara a cualquier servidor publico”, agregó.

“No me han encausado o condenado con nada inapropiado. La acción apropiada sería permitirme continuar haciendo el trabajo al que fui electo y seguir en mis asignaciones de comité”, respondió el senador tras ser dados a conocer tales alegatos.

Un residente de Bell Gardens, Mario Sibaja, opinó que Calderón debería “dar la cara” y explicar a sus constituyentes lo que hizo.