Escuelas piden a LAUSD que regrese fondos

23 escuelas perdieron entre $160,000 y $600,000 mil dólares cuando el LAUSD elevó el porcentaje de elegibilidad para dar subsidios a escuelas con estudiantes de familias de bajos ingresos
Escuelas piden a LAUSD que regrese fondos
Entre los reclamos de muchos padres para que se regresen los fondos a 23 escuelas de Los Ángeles, es que se necesitan mantener las computadoras, entre otros recursos.
Foto: Archivo

Entre lágrimas, Yvonne Hurtado, de 10 años de edad y estudiante de cuarto grado en la primaria Dahlia, en Eagle Rock, pidió a los miembros de la junta directiva del distrito escolar de Los Ángeles (LAUSD), regresen a su escuela el dinero federal de Título I, para mantener las computadoras de su escuela, entre otros recursos.

El Título I es una disposición de la Ley de Educación Primaria y Secundaria, un programa creado por el Departamento de Educación de los Estados Unidos para distribuir los fondos a escuelas y distritos escolares con un alto porcentaje de estudiantes de familias de bajos ingresos.

En Los Ángeles, dichos fondos le fueron retirados a varias escuelas en el 2011 cuando el LAUSD decidió elevar el porcentaje de elegibilidad. Bajo este formato las escuelas que reciben los fondos deberían tener un 50% en vez del 40% de estudiantes de bajos recursos.

Con esta decisión, 23 escuelas perdieron entre $160 mil y $600 mil dólares, cada una para mantener servicios escolares. La primaria Dahlia fue una de ellas.

Más de 600 padres, de ésta y otras escuelas alrededor del distrito, firmaron una petición en apoyo a la resolución presentada ayer por las miembros de la junta, Tamar Galatzan, que representa al distrito 3 y Mónica Ratliff, representante también de las escuelas del Valle de San Fernando en el distrito 6.

Dicha resolución proponía volver al 40% de elegibilidad, para devolver cientos de miles de dólares a alumnos de esas 23 escuelas.

Sin embargo, a pesar del testimonio de Yvonne, de otros estudiantes y de la petición de 600 firmas, los siete miembros de la junta no llegaron a un acuerdo. Votaron 3 a favor y 3 en contra, con un voto de abstinencia, por lo que la resolución se eliminó al no contar con mayoría de votos.

Yvonne reaccionó con tristeza al igual que la autora de la propuesta, Galatzan, quien decepcionada expresó que lo que esto significaba era solo regresar $2 de los $300 millones que recibe el LAUSD en fondos federales de Título I.

“Estos alumnos merecen que se les regrese ese dinero para triunfar académicamente”, sostuvo Galatzan.

Mónica García, quien representa a las escuelas del Este de Los Ángeles, dijo tajante que no apoyaba tal resolución y enfatizó que esa no era la solución para que el 84% de los estudiantes del distrito, que están en la categoría de bajos recursos, reciban los fondos justos.

“Quitarles dinero a unas escuelas para darles a otras no es la mejor alternativa, en un distrito donde la mayoría de las escuelas entran en la categoría de 65-100% con alumnos de bajos ingresos”, argumentó García y subrayó que en su distrito, el 100% de las escuelas son consideradas de Título 1.

Algunos padres y estudiantes, principalmente de secundarias y preparatorias del Este de Los Ángeles, serían los más afectados de haber sido aprobada la propuesta.

“Mis hijas necesitan mas fondos para terminar la escuela, tomar los cursos A-G necesarios para ir a la universidad. No les pueden quitar recursos para lograr su meta”, explicó Alicia Ortiz madre de dos estudiantes de preparatoria.

Mientras los estudiantes en el 40% justificaron la necesidad de que se les regresen esos fondos para tener computadoras, bibliotecas y autobuses escolares para excursiones, Cindy Figueroa, estudiante de preparatoria del Este de Los Ángeles sostuvo que ella viaja en trasporte público 2 horas todos los días para ir a la escuela, y dijo otros estudiantes también pueden sacrificar recursos.

“No tienen porque quitarnos programas de apoyo para ir a la universidad, solo para proveer mas autobuses para excursiones”, subrayó.