Niega rumores

Messi rechaza tener problemas con fisioterapeuta
Niega rumores
Leo Messi no podrá tocar un balón hasta que el próximo año reciba el alta médica de la lesión que sufrió en su pierna izquierda.
Foto: EFE

MADRID, España (EFE).— El delantero del Barcelona, Leo “La Pulga” Messi, quien inició el proceso de recuperación de su lesión en el bíceps femoral de la pierna izquierda, hizo público un comunicado en el que niega tener una mala relación con el fisioterapeuta de su club, Juanjo Brau.

“Desde hace dos días los servicios médicos del Futbol Club Barcelona están tratándole para que pueda recuperarse del todo. Al ser jugador de la Asociación de Futbol Argentino (AFA) y tener partidos programados con el combinado nacional, el kinesiólogo licenciado doctor Luis García llegó este martes a Barcelona, en representación de la selección, para controlar su lesión y conocer el estado y alcance de la misma”, explicó la empresa Leo Messi Management en un comunicado.

Y aclara que “los servicios médicos del Barsa, como siempre, son los que se encargarán de acompañarle y tratarle, como a cualquier otro jugador del club en estas ocasiones, y por lo tanto son ellos los que estarán supervisando su lesión a lo largo de todo el proceso. Incluso, cuando Leo viaje a Argentina durante el periodo navideño.”

“Deseamos desmentir totalmente las informaciones difundidas por algunos medios de comunicación y ratificar las expresadas por distintos miembros del club: Juanjo Brau, gran profesional que lo ha acompañado de cerca durante un largo periodo de tiempo en los últimos años, ya no trabaja en el día a día con Leo porque el Barcelona lo ascendió profesionalmente”, se comenta en el comunicado.

Messi, quien se lesionó en el minuto 19 del encuentro del pasado domingo ante el Betis, inició ayer en la ciudad deportiva barcelonista la recuperación de su lesión que lo mantendrá inactivo entre seis y ocho semanas. Esta es la tercera lesión del argentino desde el inicio de la temporada.

“Lio” está bajo los cuidados médicos del club y cuenta con la presencia de un fisioterapeuta de su confianza, el argentino Luis García,