Abusador recibe 25 años de cárcel

Exmaestro acepta los 23 cargos por crímenes contra niños de escuela Miramonte
Abusador recibe 25 años de cárcel
El condenado, Mark Berndt (der.), durante la lectura del veredicto junto a su abogado.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Casi dos años pasaron, para que los padres de las de victimas del exmaestro Mark Berndt, pudieran expresarle “el impacto devastador” que este provocó en la vida de sus hijos e hijas, al abusar de ellos.

Ayer, pudieron hacerlo mientras que este recibía una sentencia de 25 años en prisión, luego de aceptar los 23 cargos criminales en su contra por cometer actos lascivos contra 22 niñas y 1 niño —sus alumnos entre 2005 y 2011— en la primaria Miramonte, al sur de Los Angeles.

Uno por uno, la fiscal del distrito, Alison Meyers, leyó a Berndt los 23 cargos, con cada uno de los nombres de las víctimas.

La sola presencia del veterano maestro, que pasó 30 años enseñando en las aulas de Miramonte, provocó inmediatamente las lágrimas de los padres que se hallaban en la audiencia de la Corte. Estos difícilmente terminaban sus frases de repulsión contra Brendt, impedidos por el llanto.

“Ellas fueron a la escuela a aprender, no para que abusaran de ellas”, dijo la madre de dos de las 23 víctimas.

Berndt, de 62 años, a través de su abogado, Manny Medrano, declaró que “lamentaba profundamente, y se arrepentía de haber provocado dolor a los víctimas y sus familias”.

Medrano explicó que el exmaestro acordó con la fiscalia no oponerse a los cargos, “para evitar que los menores tuvieran que testificar en un juicio tan público”.

El abogado señaló que después del tiempo que lleva tras las rejas, Brendt pasará un total de 19 años y medio en una prision estatal. Este dijo que solicitará que su cliente sea segregado del resto de los prisionarios, por su seguridad.

“Brendt no es un mounstro. No mató a nadie. No tocó inapropiadamente a ninguno de estos niños. Creo que merecía una sentencia menor”, dijo Medrano en defensa de su cliente.

Por el contrario, la mayoría de los padres presentes en la corte, pedían al juez a cargo, George Lomeli, una pena mas severa para Berndt.

“Mi hija ya no es la misma. No importa cuánta terapia y cuánto tiempo pase, nunca será la misma. Era su maestro y se convirtió en su monstruo”, dijo la madre entre lágrimas. “Pido a la corte que le den la pena más grande posible bajo la ley”.

Otras madres, dijeron al ex maestro que era un “animal perverso” y que merecía “ser quemado vivo”.

“No importa cuánto tiempo pase en prisión, le destruyó la vida a mi hija y a toda mi familia”, dijo otra madre.

“Dar semen en una galleta a un niño es abuso sexual de menores”, refutó el abogado John Manley, al argumento de Medrano, de que no hubo abuso sexual.

Manley, junto a los abogados Luis Carrillo y Brian Claypool, representan legalmente a cerca de 70 víctimas de Berndt, en un caso civil en contra del distrito escolar de Los Angeles (LAUSD).

Los padres también descargaron su enojo contra la escuela Miramonte y la adminstistracion del LAUSD. “No puedo comprender cómo es que el distrito escolar no se dio cuenta de que esto estaba ocurriendo”, dijo la madre.

Minutos después de darse a conocer la sentencia a Berndt, el superintendente del LAUSD, John Deasy, declaró, “estamos aliviados de que los estudiantes y sus familias por fin puedan dejar esto atrás”, y pidió por una reforma de las leyes estatales que permita despedir a maestros “que violan la confianza pública y lastiman a los estudiantes”.

Claypool, quien representa a 13 menores y 14 padres en la demanda civil contra el LAUSD por negligencia, dijo que para poder cerrar el caso, falta que el “verdadero villano”, refiriendose al LAUSD, pague por sus fallas.

“Berndt es un depredador sexual de menores. El LAUSD lo sabía desde 1990. Que el LAUSD le haya permitido estar cerca de los niños por más de 20 años, es imperdonable. El verdadero responsable de lo que pasó es el distrito y tiene que responder a las víctimas y sus familias”.

Berndt, quien no mostró reacción alguna a los testimonios de los padres, comenzó a ser investigado a finales de 2010, cuando la tienda de revelado de fotos CVS contactó al Sheriff del Condado de Los Angeles para entregarle fotos de Berndt con sus alumnos, en los que estos llevaban los ojos vendados, con cucarachas en la cara. También se supo que los hacía comer galletas con una sustancia blanca (su semen). La evidencia condujo a su arresto en enero de 2012.

Claypool indicó que espera que el juicio en el caso civil contra el LAUSD dé incio en la primavera de 2014.