La muerte de Karla Álvarez no sorprendió a su familia

Al parecer sus más allegados sabían de los problemas de depresión de la actriz

Guía de Regalos

La muerte de Karla Álvarez no sorprendió a su familia
La actriz mexicana Karla Álvarez falleció el viernes a los 41 años a causa de un paro respiratorio.
Foto: Archivo

Los avisos de depresión, soledad y abandono que tenía Karla Álvarez fueron cada vez más constantes durante los últimos meses de vida de la actriz, por lo que su familia no se sorprendió cuando les avisaron que estaba muerta, pues se concretaron a realizar los trámites y a esperar que el Ministerio Público revisara el caso.

La molestia de los padres y la hermana era bastante por el acoso de los medios y por la presencia de Antonio D´Angostino, quien se ostentó como su marido y se atrevió a decir que Karla había muerto por el consumo de quesadillas, aunque luego se confirmó que la artista tenía problemas de bulimia y anorexia y que fueron los detonantes de su paro cardiorespiratorio.

Dos versiones se escuchaban. Una era que la muchacha de la limpieza la encontró recostada en el sillón luego del desayuno, compuesto de ensalada de frutas y jugos, porque no solía comer carbohidratos, harinas, ni grasas, lo que le ocasionó una descompensación luego de regresar de hacer demasiado ejercicio. La otra versión fue la del suicidio.

A las diez de la mañana del sábado, antes de llevarla a la funeraria, le realizaron en su casa una misa de cuerpo presente, donde destacaron sus aciertos como hermana, hija y actriz, entre sus contados familiares.

Al llegar la funeraria una persona rezó el rosario, pues Karla generalmente acudía a misa una vez por mes. La iglesia era otro de sus refugios, solía ir constantemente a diferentes horas para sentir la presencia de Dios, y de donde salía un poco más animada de sus depresiones.

A pesar de darle cristina sepultura, los padres y la hermana no derramaron una sola lágrima. Los sobrinos más queridos de la actriz, de escasos ocho y diez años, no acudieron a la funeraria. Ambos chiquillos eran su adoración y su mayor anhelo, ya que por los problemas de salud que enfrentaba no se atrevió a tener bebés. Fue esa una de sus mayores frustraciones.

Dos días antes Karla había hablado con su hermana Esmeralda, a quien llamaba Astro, para contarle sus planes de fin de año, entre los cuales se encontraba un viaje que realizaría a la India para encontrarse espiritualmente.

Otro de los comentarios que surgieron durante el sepelio, donde estuvieron contadas personas, fue alrededor de los bienes que dejó, entre los que se contemplan una casa en San Jerónimo, lugar donde vivía, una camioneta de lujo que acababa de adquirir y las cuentas de banco que tenía, porque siempre fue muy ahorrativa y administrada.

El 19 de marzo, Karla Álvarez solicitó en el Juzgado 32 de lo Familiar el trámite de divorcio para quedar legalmente separada de Antonio D´Agostino Marolla, quien durante el velorio dijo estar casado con ella desde hace dos años.

La molestia que existe entre la familia y el viudo se debe a que los primeros estaban en total desacuerdo con la relación. Se prevé que este martes una revista dé a conocer fotografías del enlace nupcial entre Álvarez y D´Agostino, las cuales fueron proporcionadas por el supuesto empresario, quien durante el funeral de Karla aseveró haberla amado profundamente.

Con información de Diario Basta!