Siempre es bueno recordar que…

Guía de Regalos

Cuando quieras aumentar tu puntaje de crédito, una de las maneras de lograrlo es reducir lo que debes, es decir, tratar de pagar la mayor cantidad de deudas que puedas, pero también otra forma de hacerlo es aumentar la cantidad que tu tarjeta de crédito te ha autorizado a usar; de esa forma, deberás una proporción menor de la que ellos te hayan preaprobado. Un 30% del puntaje que recibes en tu historial de crédito tiene que ver con la proporción de qué parte de la cantidad que te han preaprobado estás usando. Para lograrlo, llama a la tarjeta de crédito y pide que te autoricen una cantidad mayor, es decir, que te extiendan la cantidad que ya te han preaprobado.

… Si te vas de un empleo donde tienes un 401(k) y quieres llevártelo, puedes abrir una cuenta IRA de traspaso (IRA Rollover Account) y transferir a ella ese dinero. Es más fácil que hagas un traspaso directo del 401(k) al IRA, porque si lo haces en forma de un cheque a tu nombre, un 20% de ese dinero será retenido y luego tendrás que buscar fondos para reemplazar esa cantidad y cubrir el traspaso al IRA Rollover Account, y después esperar hasta que hagas tu informe de impuestos del año para que te devuelvan ese dinero. Si el 401(k) tiene acciones de esa compañía donde trabajabas, habla con tu contador acerca de si el traspaso a un IRA es lo que más te conviene—quizás sea preferible traspasar esas acciones a una cuenta de corretaje sujeta a impuestos.

… Antes de invertir o de hacer algo con tu dinero, el primer paso es saber exactamente cuánto tienes. Para eso necesitas contar con un presupuesto, pues así controlarás mejor el paso del dinero que pasa por tus manos. Divide en dos en dos columnas una hoja de papel, y encabeza la de la izquierda con la palabra ENTRADAS, y la otra será la de GASTOS. A la izquierda lista las cantidades de dinero que entran en tu casa cada mes: desde salarios e intereses ganados hasta ganancias por alquileres. Súmalo todo y calcula el 10%. Pon entonces esa cantidad al comienzo de la otra columna. Después añade en la misma columna todos los otros gastos mensuales de tu hogar: hipoteca, renta, comida, combustible, etc. Súmalo todo y resta los gastos de las entradas. Aunque no te sobre nada, recuerda que ya tienes un 10% separado al principio. Toma ese 10% del primer lugar y colócalos, por lo menos, en una cuenta de ahorro. Calcular tus entradas y gastos, y sacar la relación entre estas dos cifras es la mejor manera de comenzar a situarte un presupuesto que te permita separar cada mes una cantidad que podrás invertir.

… Si tienes alguna dificultad con tus inversiones o con tu broker o agente financiero, la Alliance for Investor Education tiene el sitio http://www.investoreducation.org para ayudarte. Allí encontrarás 14 enlaces para verificar la situación de tu asesor financiero, informarte sobre fraudes y dónde reportarlos o buscar dónde plantear problemas con el 401 (k).

… Convertir tu hogar en un centro de cuidado para niños podría traerte un buen ingreso y beneficios de empleo. Cada estado tiene sus requisitos para este tipo de negocios. Necesitas obtener licencias o permisos, tomar clases de primeros auxilios, y en 22 estados tendrás un número de horas de instrucción requeridas antes de que te certifiquen. Antes de comenzar, hazte las siguientes preguntas:

¿Tienes espacio y condiciones necesarias para adaptarlos al cuidado de varios niños?

¿Está dispuesta tu familia a asumir y aceptar el establecimiento del cuidado de niños en tu hogar?

¿Estás dispuesta a recibir las clases y las inspecciones de las agencias encargadas de otorgar y supervisar las licencias que vas a necesitar?

Luego, averigua con el departamento de licencias de tu estado cuáles son los requisitos de acuerdo al espacio con el que cuentas y el número de niños que quieres cuidar. Busca más información en estos sitios:

http://www.daycarehotline.com/how-to-start-a-daycare/index.htm, http://nccic.acf.hhs.gov/statedata/statepro/index.html)

Un viaje asegurado

Tan importantes como los utilísimos seguros de viajeros que cubren cancelación, robo y problemas de salud, hay otros tipos de coberturas que pueden evitar que tu ansiado viaje o costosa vacación se convierta en un verdadero infierno. Hay tres tipos seguro de viajero:

1. Seguro de interrupción de viajes (Trip Interruption). Te reembolsará (casi siempre solo por la porción del viaje que no hayas utilizado) en caso de enfermedad o si debido a otra calamidad —clima extremo, huelga de transportistas, terrorismo— te ves obligado a regresar al punto de partida antes de lo planeado.

2. Seguro por pérdida de equipaje (Baggage Loss). Aparte de robo, este seguro cubre pérdidas o daños a tus pertenencias. Revisa la póliza para que sepas qué tipo de artículos pueden no estar cubiertos y qué pertenencias pueden exceder lo límites de cobertura . Recuerda que tu seguro de propietario te ofrece una cierta cobertura en este caso.

3. Seguro por muerte accidental (Accidental Death). Proveerá cobertura en caso de que tú o un familiar que viaja contigo muera en el viaje. Si tienes un buen seguro de vida, este seguro pudiera ser una duplicidad de cobertura, así que averigua cuál es su cobertura personal.

Antes de adquirir un seguro de viajes considera esto:

? ¿Tiene licencia del Departamento de Seguros la empresa que emite el seguro?

? ¿Qué desastres están incluidos en la cobertura? ¿Qué restricciones tiene?

? ¿Tienes cobertura de viaje a través de tu tarjeta de crédito o por medio de alguna otra póliza?

? ¿Qué ayuda de emergencia provee el seguro de viajes?

? ¿Cómo se determina el monto del reembolso a recibir?

Banco en línea

Gracias a internet la mayoría de los bancos pueden visar electrónicamente tu crédito al instante cuando presentas en línea tu solicitud de préstamo, por lo que casi nunca tendrás que esperar mucho para obtener una decisión. Cuando te hayan aprobado, el acceso en línea a la información sobre tu cuenta de tarjeta de crédito funciona igual que cuando accedes a tus cuentas de cheques y de ahorros.

Incluso si no usas tus tarjetas de crédito a menudo, o nunca, es siempre una buena idea revisar esas cuentas de vez en cuando para asegurarte de que no han sido usadas sin tu autorización. ¡Y recuerda—jamás confundas las tarjetas de crédito con las de débito! Las transacciones de las tarjetas de débito se pagan inmediatamente con el dinero que ya tienes en tu cuenta corriente y nunca se les cobran intereses.

Las transacciones de tarjetas de crédito son diferentes: si no pagas todas tus transacciones de tarjetas de crédito cuando te llega tu factura mensual, el saldo sin pagar pasa al próximo mes y se le cobra un interés de acuerdo a la tasa que has acordado cuando abriste la cuenta.

Una de las características más convenientes, y cada vez más populares, de las transacciones bancarias en línea es el pago periódico de facturas mensuales de acuerdo a un calendario de pagos automáticos. Una vez que le des la información, tu banco en línea se encarga del resto.

Sólo tienes que entrar en tu cuenta bancaria en línea y buscar el enlace “Online Bill Pay”… y hacer clic. Cuando estés allí, puedes crear una lista de pagos. Luego, por cada uno de los beneficiarios de tus pagos, pon el día en que quieres pagar tus facturas mensuales y la cantidad. Tienes la opción de pagar en línea tantas facturas como quieras. Y siempre puedes hacer cambios.

Además de lo conveniente que resulta no tener que llenar cheques, comprar sellos o ir a la oficina de correos con regularidad, los pagos en línea te quitan la preocupación de que se te olvide hacer un pago, asegurando que tus facturas se pagan a tiempo.

La mayor parte de los bancos te darán la opción de establecer una alerta electrónica a través de tu e-mail para notificarte en caso de que se hagan cambios, y además te brindan una opción para protegerte de sobregiros.

Antes de usar la oferta de pagos en línea de tu banco, es bueno que averigües si te cobran cargos por usar ese servicio. Muchos bancos en línea ofrecen su opción de pagos en línea gratis.