El hombre que no fue salvado por Batkid

Un residente afroamericano de San Francisco fue golpeado por policías vestidos de civil en la puerta de su casa, el mismo día que 'Batkid' "salvó" la ciudad

SAN FRANCISCO.— La noticia comenzó a circular por internet, gracias a un video subido a YouTube: un hombre afroamericano, D’Paris Williams, había sido golpeado y detenido afuera de su casa en el conjunto habitacional de Valencia Gardens, ubicado en el barrio de la Misión.

Uno de los amigos de Williams, Travis Jensen, subió la foto de su perfil a Instagram, donde escribió: “DJ —su alias— fue confrontado por dos policías encubiertos en un vehículo sin identificación. Al parecer, los oficiales dijeron algo a DJ acerca de montar su bicicleta en la acera, mientras él transitaba rumbo a su casa, en el complejo. No está claro si los oficiales se identificaron o no, pero salieron de su coche, tomaron a DJ por detrás mientras entraba a su casa y lo golpearon sin motivo aparente. Una búsqueda de la policía descubrió un cupcake y un jugo que había comprado en la tienda de la esquina”.

A partir de esa información, y más que publicó Jensen en la red social de Instagram, Uptown Almanac difundió la noticia hasta el domingo, dos días después de los acontecimientos sucedidos el viernes 15 de noviembre por la tarde.

Al atardecer del martes 19, residentes de los apartamentos salieron a la calle, entre la llovizna, para protestar contra las agresiones a Williams, pero también el asalto policiaco a otros vecinos que salieron en defensa del joven de 21 años, estudiante de CCSF y fotógrafo novato.

“Los oficiales utilizaron el uso de fuerza razonable para llevar a cabo el arresto”, decía el primer comunicado que ventiló el Departamento de Policía de la ciudad sobre el asunto. “Durante este incidente”, continuó, “varios sujetos vinieron de la parte trasera de la residencia y formaron una multitud hostil en torno a los oficiales. Un sujeto intentó golpear a un oficial con un bastón, mientras que otro sospechoso mordió a un oficial. Dos agentes sufrieron lesiones sin consecuencias mortales”. En total, la policía detuvo a cuatro personas esa tarde del viernes.

Natasha, una mujer afroamericana que participó en la marcha desde Valencia Gardens al Mission Police Station, en la calle 18 y Valencia —un recorrido de tres cuadras—, se identificó como integrante de Community Response Network, dijo: “Estamos para rechazar la violencia en las calles. (Lo que hicieron con D’Paris Williams) fue horrible, creo que la policía está aquí para protegernos y cuando son ellos quienes cometen los crímenes, no podemos confiar en ellos. Necesitamos detener la brutalidad policiaca. Necesita parar. Estamos supuestos a confiar en la policía, ellos no pueden estar golpeando a la gente”.

Miembro de Compañeros del Barrio PreSchool, María Cristina Gutiérrez, mencionó que “esos muchachos fueron alumnos en mi escuela y hay que parar esto porque siempre sucede en nuestro vecindario, ¡siempre!, no en un vecindario blanco, es el vecindario negro”.

En la marcha estuvieron familiares de Williams y Orlando Rodriguez, otro de los muchachos golpeados por elementos policiacos sin uniforme. La madre dijo que esta situación no debió escalar a tal nivel de violencia. “Antes de golpear y poner a la gente contra el suelo, deberían intentar el diálogo”.

D’Paris Williams, quien aquel viernes volvía del centro de la ciudad después de ver las actividades relacionadas con el nuevo “héroe de la ciudad” como nombró el alcalde de la ciudad, Ed Lee, a “Batkid”, el niño Miles Scott, paciente con leucemia que con el apoyo de la organización Make-a-Wish cumplió su sueño al salvar a una mujer, encerrar a El Acertijo y combatir a El Pingüino. El San Francisco Chronicle publicaría al día siguiente en portada, “Batkid saves the city” (Batiniño salva la ciudad).

El afroamericano de Valencia Gardens fue liberado este martes 19, tras casi cuatro días de encierro. Fue puesto en libertad sin cargo alguno. No pudo ser rescatado por Batkid.