Los últimos sondeos muestran un empate

Juan Orlando Hernández y Xiomara Castro son los dos candidatos más fuertes

Los últimos sondeos muestran un empate
Manifestantes del 'Partido Nacional', del candidato Juan Orlando Hernández, durante su cierre de campaña en Tegucigalpa. Los hondureños escogerán hoy a un nuevo presidente que los ayude a pasar la página de la pobreza y la corrupción.
Foto: AP

TEGUCIGALPA (EFE).— Los hondureños decidirán en las elecciones generales de hoy si rompen con el bipartidismo tradicional de más de un siglo, o si la izquierda, de la mano de Xiomara Castro, esposa del expresidente Manuel Zelaya, llega por primera vez al poder.

Los candidatos con mayor opción de triunfo son Juan Orlando Hernández, del conservador Partido Nacional, en el poder, y Xiomara Castro, del Libertad y Refundación (Libre, de izquierda), surgido tras el derrocamiento de Zelaya, su marido, el 28 de junio de 2009 cuando pretendía reformas constitucionales.

Según los últimos sondeos de opinión difundidos a finales de octubre pasado, hasta entonces se había registrado un empate técnico entre Hernández y Castro, mientras que el candidato Mauricio Villeda, del Partido Liberal, en 2006 llevó al poder a Manuel Zelaya, recuperaba terreno y se situaba en tercer lugar.

“¿Qué quién va a ganar? Quién sabe”, expresó a Efe Ovidio Marroquín, un pequeño empresario de la zapatería, quien dijo que este domingo votará y que espera dentro de cuatro años “no estar llorando arrepentido si mañana me equivoco en las votaciones.”

De los 8,5 millones de habitantes que tiene Honduras, 5,3 podrán ejercer el sufragio, según el padrón del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El país centroamericano también sufre una división social derivada de la crisis del golpe de Estado a Zelaya, quien mañana espera ser favorecido con el voto para ser diputado ante el Parlamento por el partido Libre.

Los candidatos con más opciones aseguran que tienen definidas sus estrategias

Lo que no dicen puntualmente los candidatos es cómo, en qué tiempo y con qué recursos resolverán tantos problemas de Honduras.