Terapia de reemplazo de testosterona y sus efectos al corazón

Para suplir la deficiencia de testosterona y los efectos que produce, los hombres pueden recurrir a la terapia de reemplazo de esta hormona mediante parches, inyecciones, geles y tabletas. De hecho, en el 2011 solamente, se emitieron más de cinco millones de recetas de testosterona. Pero los que siguen ese tratamiento deben saber de que su uso conlleva un riesgo 29% mayor de sufrir un ataque cardíaco o una apoplejía, sobre todo después de los 60 y cuando ya existen problemas cardíacos previos, como el bloqueo de las arterias coronarias. Esa es la conclusión a la que llegó un equipo de investigadores del VA Eastern Colorado Health System en Denver, después de dar seguimiento a más de 8,700 veteranos que se sometieron a una angiografía coronaria (una prueba que evalúa si las arterias coronarias están bloqueadas). Unos 1,223 de esos hombres empezaron a usar testosterona después del procedimiento. A los tres años, más del 25% del grupo que tomó testosterona había fallecido, sufrido un ataque cardíaco o una apoplejía, comparado con menos de un 20% de los que no tomaron la hormona. ¿Está tomando usted testosterona o considerando usarla? Hable con su médico y determine los beneficios que la testosterona aporta a su calidad de vida.

Madres con lupus y autismo

Las pacientes con lupus tienen el doble de probabilidades de tener un hijo con autismo comparado con las mujeres que no padecen esta enfermedad autoinmune, según informa un estudio realizado en el McGill University Health Center en Montreal, Canadá. El estudio se realizó como seguimiento a investigaciones previas que ya habían detectado que las mujeres con lupus eritematoso sistémico, la forma más común de la condición, tenían una tendencia elevada a tener hijos con el trastorno del espectro autista. Sin embargo, el riesgo general es todavía bajo y según los expertos, no se le recomendaría a las mujeres con lupus que no tuvieran hijos. Los resultados del estudio se presentaron en la reunión anual de la American College of Rheumatology efectuada recientemente en San Diego, California.