Valiosa ayuda vía Skype

Lanzan programa de consejos para mexicanos que regresaron al país

Valiosa ayuda vía Skype
La abogada Alesha Donoso (der.) responde a las preguntas vía Skype, bajo una inciativa de la Oficina de la Ciudad de México en Los Ángeles.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

“La gente piensa que cuando se va a México pierde sus derechos simplemente porque no está en los Estados Unidos”, dijo ayer la abogada Alesha Donoso, sobre una de las inquietudes más comunes de la primera sesión de preguntas vía Skype organizada por la Oficina del Gobierno de la Ciudad de México en Los Ángeles.

Temas como este, proveniente de decenas de mujeres divorciadas que creen que no tienen derecho a pensiones para ellas o sus hijos fueron la razón por la cual se organizó la sesión: “Ley de Familia en California”, en la sede de esta representación en Los Ángeles .

Allí, la abogada Donoso y su colega Victoria Castellanos respondieron las inquietudes de un grupo conformado por 50 personas que se encontraban en la sede de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (SEDEREC), en la Ciudad de México.

La sesión, que se prolongó por aproximadamente una hora, incluyó inquietudes de personas que habían vuelto a México pero aun tenían vínculos con Estados Unidos.

La mayoría de ellas estuvieron relacionadas con el trámite de documentos de niños nacidos en este país pero que residen en México, casos sobre divorcio y pensión alimenticia para las ex parejas y sus hijos, y viajes de niños a Estados Unidos para visitar a uno de sus padres, entre otros.

“Tenemos que apoyarlas para que sepan que tienen esos derechos porque muchas veces se tuvieron que ir de los Estados Unidos, no porque quisieron irse necesariamente sino porque no tenían como quedarse”, añadió.

Donoso explicó por ejemplo que que si una persona piensa dejar a su pareja, ya sea que hayan estado casados o no, para regresar a México, que comience los trámites de divorcio y pensión alimenticia antes de salir del país.

“Es importante que abran primero el caso en Estados Unidos para que el papá no tenga el argumento de que las decisiones sobre los niños tienen que ser hechas en el país donde viven”, dijo Donoso.

“El asunto de la corte es federal y el asunto de la corte familiar es del Estado. El juez de la corte familiar no va a llamar al juez de la corte federal para decirle que tiene allí a un indocumentado”, añadió.

El taller también incluía preguntas de ciudadanos mexicanos radicados en Los Ángeles a abogados y representantes legales en Ciudad de México, parte que no se realizó por falta de asistencia.

Janet Valdez, coordinadora de la representación espera que para los próximos talleres — en los que se resolverán preguntas de tipo migratorio— se tengan una mayor asistencia.