Familia latina acampa frente tienda en Downey para “cazar ofertas”

Miles de angelinos aprovecharán este fin de semana para hacer sus compras navideñas, pero la familia Espinoza quiere asegurar conseguir las mejores ofertas, por lo que están acampando frente a un Best Buy para ser los primeros en entrar a la tienda el jueves de Acción de Gracias
Familia latina acampa frente tienda en Downey para “cazar ofertas”
La familia Escalante hace turnos para no perder el primer lugar para hacer compras en el Día de Acción de Gracias.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

A la espera de las ofertas del llamado “pre-Viernes Negro” (ahora empiezan el jueves) en una tienda de artefactos electrónicos, la familia de Ben Espinoza hace lo posible por no aburrirse, desesperarse, pasar frío y –sobre todo- no sentir nostalgia por las cenas de Acción de Gracias en el hogar, algo que, para ellos, ya es cosa del pasado.

“Nos quita la tradición, no es divertido, es más esfuerzo”, comenta enfadado el residente de Lincoln Heights que cumple su guardia, la cual rota con 25 familiares. Todos están acampando desde el pasado viernes afuera de una tienda Best Buy en Downey, con la intención de ganar las mejores rebajas del año; pero tendrán que cenar pavo y puré de papa bajo las estrellas y la luna.

Tiendas nacionales como Walmart, Target, Old Navy, JC Penney y Sears lanzarán sus ventas de “pre-Viernes Negro” desde la tarde del jueves, anticipándose a la cena de Acción de Gracias (que era el preámbulo) y obligando a que millones de ‘cazaofertas’ la sustituyan por el consumismo.

“Mata la tradición”, reconoce Rubén Escalante, a quien le toca guardar lugar por las mañanas. Él trabaja como chofer de camiones de carga durante las noches. “Sí vale la pena, porque esperando, ahorras”.

Best Buy abrirá sus puertas a las 6 p.m. del jueves. “Todo cambia, hace dos años veníamos después de la cena. Quizás el próximo año abran desde el miércoles”, señala Espinoza, cuyo objetivo es una televisión de 65 pulgadas que piensa comprar por unos $1,000 dólares, menos de la mitad del costo actual.

Esta numerosa familia ha traído cuatro casas de campaña, sillas, cobertores y todo lo que entretenga. “Jugamos baraja, Xbox, béisbol; vemos películas, usamos las redes sociales y conversamos”, detalla Escalante, de 47 años y residente de Pico Rivera.

Él piensa gastar unos $3,000 dólares en dos televisores plasma de gran tamaño, una tableta electrónica y otros artículos. Su intención es ahorrar incluso más del 50% del precio regular. “Es una tradición, lo hacemos desde el año 2000”, cuenta. “Siempre venimos aquí porque Best Buy tiene grandes rebajas en electrónicos, televisores plasma, computadoras”, expone.

Esta mañana el desayuno está servido: unos pedazos de pizza y donas glaseadas. Alexia Flores, de 18 años, come y platica que no ha sido tan duro pasar las frías noches al estilo ‘homeless’. “Nos metemos en la carpa, tomamos la cobija grande y ponemos un calentador chiquito”, dice.

Su sacrificio, comenta, es para comprar una TV, una cámara fotográfica y una tableta electrónica.

Un sondeo de la Federación Nacional de Minoristas (NRF) concluye que este año unos 140 millones de personas en todo el país planean salir de compras este fin de semana (de jueves a domingo). De éstos, el 23.5% dijo que saldrá a gastar particularmente en el Día de Acción de Gracias.

“Aunque la mayoría se apega a un presupuesto muy estricto y tomarán decisiones inteligentes sobre los regalos que compren, es evidente que los estadounidenses están con el espíritu navideño”, dijo Pam Goodfellow, directora del Prosper’s Consumer Insights.

Pero según una encuesta de Consumer Reports, el Viernes Negro será un día común para el 56% de los estadounidenses, que planea no hacer compras en absoluto este fin de semana. Por el contrario, el 44% piensa hacer algunas compras, mucho más que el 30% que dijo haber comprado regalos durante el fin de semana del Viernes Negro del año pasado.

“Es una época agitada del año en la que los consumidores andan comprando generosamente productos y servicios”, señaló Tod Marks, experto en compras de Consumer Reports. “[Los consumidores] son vulnerables a los anuncios comerciales”, agregó.

La Policía de Los Ángeles (LAPD), en tanto, lanzó una campaña para advertir a los compradores que los amantes de lo ajeno también andarán en las plazas comerciales este feriado. Tres consejos prácticos: mantener las bolsas en lugares no visibles, cerrar los coches con llave y activar las alarmas.