Pelea de Pacquiao los reanima

Sobrevivientes del tifón Haiyan vibran con triunfo de su ídolo sobre Brandon Ríos
Pelea de Pacquiao los reanima
Soldados filipinos, de EEUU, trabajadores humanitarios y damnificados del tifón ven la pelea Pacquiao-Ríos en la base aérea de Villamor.
Foto: AP

TACLOBAN, Filipinas (AP).— Miles de filipinos que sobrevivieron al tifón Haiyan celebraron con grandes vítores el triunfo de su ídolo Manny Pacquiao, que creó un ambiente momentáneo de alegría y fiesta en la región central del país, convertida en un páramo lleno de cadáveres debido a la poderosa tormenta.

La victoria de Pacquiao sobre el estadounidense Brandon Ríos en Macau, China, fue punto de confluencia de muchos sobrevivientes aún traumatizados, un gran número de los cuales perdió a parientes y sus casas por el meteoro que azotó el país el 8 de noviembre y que dejó más de 5,200 muertos y 1,600 desparecidos.

El tifón Haiyan dañó o destruyó un millón de viviendas y dejó más de tres millones de damnificados.

Muchas personas mostraron su alegría saltando repetidamente mientras aclamaban a Pacquiao, que ganó por decisión unánime y conquistó el título internacional de peso welter de la Organización Mundial de Boxeo.

“Me sentía tan feliz y quería llorar, pero había demasiadas personas”, dijo el barrendero Ardel Nebasa, que perdió su casa debido a las olas tipo tsunami que devastaron la ciudad de Tacloban.

“Si [Pacquiao] hubiera perdido se habría sentido como el golpe de otra tormenta”, expresó Nebasa, que vio la pelea con su hijo y miles de personas más en una pantalla de televisión instalada en una plaza pública de Tacloban.

Otro sobreviviente agitaba una pancarta de cartón que decía: “Apoyamos a Pacquiao, con la bendición de Dios Tacloban se levantará de nuevo”.

En una casa dañada en la ciudad, de más de 200 mil habitantes, se exhibía una imagen pintada del astro de boxeo con un grito de guerra: “¡Tacloban, lucha!”.

Los lugareños también vitorearon al campeón de boxeo en el estadio cercano al mar en Tacloban, donde vieron la pelea en una pantalla gigante.

La imagen se oscurecía parcialmente debido a la luz que penetraba por agujeros en el techo. Un hombre llevaba una bandera filipina.

Muchos habitantes estaban tan emocionados por ver a Pacquiao que solicitaron a las autoridades que suspendieran momentáneamente la distribución de la asistencia, dijo el alcalde de Tacloban, Alfred Romualdez.

Pacquiao dedicó su pelea a las víctimas de Haiyan y prometió que visitaría Tacloban y regiones devastadas por el tifón.

En entrevista con la red radiofónica DZBB de Manila, Pacquiao dijo después de su victoria que agradecía al pueblo filipino, en particular a los sobrevivientes del tifón que oraron por él: “El honor es para ustedes”, afirmó.