Perseverancia: el gran secreto

bajada
Perseverancia: el gran secreto
Mario Guerrero se une a Chivas USA y comienza su anhelado sueño de ser un futbolista profesional.
Foto: Especial para La Opinión - ILIANA SALGUERO

La perseverancia y el trabajo llevaron a Mario Guerrero a unirse a Chivas USA.

Mario estudia negocios, trabaja en la pizzería de sus padres y hace unas semanas fue contratado por Chivas USA para cumplir el sueño de toda su vida, jugar futbol.

Para Guerrero el camino ha sido largo y a sus 21 años ha llegado la oportunidad por la que ha trabajado desde que era un niño, “el futbol es mi vida y es lo que más deseo”, aseguró el jugador nacido en Los Ángeles y de padres mexicanos.

Antes de recibir la noticia de que el club de la MLS estaba interesado en él, Mario ya había estado en la Segunda División del Club Pachuca en México, en donde afirma creció y maduro futbolísticamente, al terminar su proceso con los Tuzos, Guerrero se integró al equipo L.A. Barca de La Premier Soccer League.

“[La Premier Soccer League] es muy importante porque te permite mostrar tus talentos, hay muchos visores ahí, es una liga muy recomendada y da muchas oportunidades”, expresó Contreras, quien reconoce la importancia del futbol local para ayudar a los jóvenes que, como él, tienen metas fijas en el deporte.

Ahora, Mario está más cerca de lograr su objetivo, ser un profesional y a futuro solo anhela la posibilidad de jugar con la selección de Estados Unidos.

El joven reconoce que para estar donde está ha tenido que renunciar muchas veces a las fiestas y a las salidas con los amigos porque su profesión requiere de mucho compromiso y gran disciplina para entrenar y trabajar duro, “es un sacrificio de todo los días, pero vale la pena, porque el futbol es mi pasión”, explicó Contreras.

Mario también aseguró que contar con el apoyo de sus padres fue fundamental en el desarrollo de su carrera, “mis padres desde chiquito me han llevado a clubes y han estado junto a mí, apoyándome y ayudándome en todo”.

Guerrero es consiente que la tenacidad y la dedicación es básica para todos aquellos que quieren ser futbolistas y por eso envía un mensaje a todos los chicos que quieren dedicarse al balompié: “si en verdad quieren ser deportistas, que no se den por vencidos, que luchen y que busquen por todos los medios lograr sus sueños, cuesta mucho trabajo, pero se puede lograr”, acotó el joven.