Descartan daño en la estructura

Trabajadores ya pueden retornar al estadio que será sede del Mundial

SAO PAULO, Brasil (AP). — Una inspección confirmó ayer que no hay daños estructurales en las gradas del estadio que será sede del partido inaugural de la Copa del Mundo y se prevé que 1,300 trabajadores retomen sus actividades a comienzos de la próxima semana, dijo la empresa constructora.

Fue una buena noticia para los organizadores locales del Mundial y para la FIFA, que el miércoles se preguntaban si el estadio de Sao Paulo estaría listo para el juego del 12 de junio después de que una grúa se desplomó mientras alzaba una estructura de metal de 500 toneladas para el techo, lo que provocó la muerte de dos trabajadores y considerables daños en parte del recinto.

Sigue siendo poco probable que el estadio del Corinthians esté terminado para finales de diciembre como exige la FIFA, pero dado que no presenta daños estructurales, y la pronta reanudación de las actividades de construcción, está prácticamente garantizado que estará listo para el primer partido en algo más de seis meses.

Odebrecht, la poderosa empresa constructora brasileña detrás del proyecto de estadio del Corinthians y otras tres sedes del Mundial, dijo que ingenieros y funcionarios de defensa civil revisaron ayer el estadio.

“Odebrecht reitera que la estructura de las gradas no estuvo en peligro”, dijo la constructora en un comunicado.

La estructura de metal que levantaba la grúa cayó en la parte superior de las gradas, con lo que dañó parte del techo ya instalado y cortó una pantalla gigante que se extiende a lo largo de la fachada exterior del estadio.

?>