El Atleti caza al Barcelona; Bale se viste de Cristiano

El Atlético Madrid cumplimentó su paso por la decimoquinta jornada con una nueva victoria, en Elche (0-2), que acentúa la presión sobre el Barcelona al que también acosa, provisionalmente, el Real Madrid, que goleó al Valladolid en el Bernabeu (4-0) liderado por Gareth Bale, que asumió los mandos de Cristiano Ronaldo y firmó su primer 'hat trick' en el fútbol español.
El Atleti caza al Barcelona; Bale se viste de Cristiano
El delantero del Atlético de Madrid Diego Costa celebra con sus compañeros, el gol marcado ante el Elche, el segundo del equipo, durante el partido correspondiente a la decimoquinta jornada de Liga de Primera División. EFE

Madrid, 30 nov (EFE).- El Atlético Madrid cumplimentó su paso por la decimoquinta jornada con una nueva victoria, en Elche (0-2), que acentúa la presión sobre el Barcelona al que también acosa, provisionalmente, el Real Madrid, que goleó al Valladolid en el Bernabeu (4-0) liderado por Gareth Bale, que asumió los mandos de Cristiano Ronaldo y firmó su primer ‘hat trick’ en el fútbol español.

A falta del cierre de la sesión, la visita del Almería a Balaídos proporcionó la primera victoria del curso del Celta como local, mientras el retorno a la Liga reconfortó a la Real Sociedad tras el último mazazo europeo.

El Atleti sigue firme en su camino. El partido a partido inscrito en el guión de su técnico le estimulan con números de campeón. De aspirante cuanto menos. El conjunto del Cholo Simeone esperó su momento en el Martínez Valero. El preparador dio un golpe de mano al partido con la inclusión en el césped de Raúl García y Adrián. Y con ellos llegaron los goles, firmados por Koke y Diego Costa.

El conjunto rojiblanco está ya a la altura del Barcelona. En la cima de la tabla. Privado del liderato provisional solo por la diferencia de goles que mantiene el tipo del bloque azulgrana.

La amenaza del Atlético Madrid reduce el margen de error del Barcelona, que visita el nuevo San Mamés cuestionado por la indefinición de su juego y la derrota encajada en Amsterdam, frente el Ajax. La primera del curso.

A tres puntos contempla la situación el Real Madrid, aferrado a su buen momento y a la eficacia goleadora. Mucho tuvo que ver en la goleada ante el Valladolid (4-0) el galés Gareth Bale, que asumió el liderazgo habitual del lesionado Cristiano. Bale marcó tres de los cuatro tantos y facilitó el cuarto, marcado por el francés Karim Benzema. Totaliza nueve goles, siete en la Liga.

El Celta, por fin, se dio una alegría en Balaídos. Ganó al Almería (3-1) y logró su primera victoria del curso como local. De pasó, el conjunto de Luis Enrique dejó atrás sus dos derrotas consecutivas y vio puerta en su estadio tras cinco encuentros seguidos sin marcar en Vigo.

No fue fácil para el conjunto gallego reconducir la situación como anfitrión. Suso adelantó al Almería a los nueve minutos. Pero el acoso local encontró premio. El chileno Fabián Orellana empató en el 26. Borja Oubiña marcó el segundo vigués, que redondeó su primera victoria con el gol del brasileño Charles a la hora de juego.

La Real Sociedad recuperó la alegría tras su paso por Europa. El conjunto de Jagoba Arrasate dejó sus miserias continentales en el estadio Cornellá El Prat, donde acentuó, de paso, la mala trayectoria del equipo de Javier Aguirre como anfitrión.

El Espanyol ensancha su mal papel en casa, donde no gana desde el pasado 19 de octubre, desde que ganó al Atlético Madrid.

La Real, que agarró la victoria gracias a un gol en propia meta del uruguayo Cristian Stuani a dos minutos del final (1-2), se instala en la sexta plaza, en puestos europeos.

El viernes, Pedro León recondujo el trayecto del Getafe, que enterró sus penas con la victoria ante el Levante. El equipo madrileño sumaba tres partidos sin ganar. Un gol del centrocampista en una acción aislada devolvió la sonrisa al equipo de Luis García.

Bernd Schuster también respiró. Estuvo a un paso de su tercera derrota seguida hasta que el gol del brasileño Weligton en la última jornada del partido de El Madrigal, dio un punto al Málaga.

El empate, sin embargo, afeó la proyección y el trabajo del Villarreal, que tuvo siempre el partido controlado y la iniciativa en el marcador con el tanto de Bruno a la media hora (1-1).

Santiago Aparicio

?>