Miami aspira a la postemporada

Delfines vencen 23-3 a Jets, que suman 3 derrotas al hilo; Filadelfia gana a Arizona

EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey (AP).— Ryan Tannehill lanzó para avance de 331 yardas con dos touchdowns, conduciendo ayer a Miami a un triunfo aplastante por 23-3 sobre los Jets de Nueva York que mantiene vivas las esperanzas de los Delfines de avanzar a la postemporada.

Con estos adversarios de la División Este de la Conferencia Americana llegando al juego considerando que era obligatorio ganarlo, los Delfines (6-6) jugaron con un mayor sentido de urgencia y recetaron a los Jets (5-7) su tercera derrota seguida.

Nueva York tiene en sus manos además una controversia de quarterback ya que Geno Smith fue enviado a la banca y Matt Simms al campo después de una lúgubre primera mitad.

Brian Hartline y Mike Wallace tuvieron recepciones para touchdown por Miami, mientras que Tannehill terminó completando 28 de 43 pases con una intercepción.

Smith completó 4 de 10 pases para ganancia de 29 yardas con una intercepción y una eficiencia de quarterback de 8.3 antes de ser reemplazado por Simms, quien completó nueve de 18 pases para avance de 79 yardas y una intercepción, mientras que las esperanzas de Jets de conseguir un pase a playoffs resultaron severamente golpeadas.

El mariscal de campo Nick Foles lanzó para tres anotaciones y las Águilas de Filadelfia derrotaron por 24-21 a los Cardenales de Arizona, que vieron detenida su racha de cuatro victorias seguidas.

Las Águilas sumaron su cuarto triunfo seguido y permanecen empatados en el liderato de la División Este de la Conferencia Nacional (NFC) con los Vaqueros de Dallas.

Foles completó 21 de 34 pases para 237 yardas con tres envíos de anotación, sin intercepciones, y dejó en 112 su índice pasador.

Los Cardenales marchan terceros en el Oeste de la NFC.

Su quarterback, Carson Palmer, lanzó para 302 yardas al completar 24 de 42 envíos, con tres pases de anotación y dos intercepciones.