Alejandro Fernández mantiene su vida privada… privada

Pocas veces Alejandro Fernández habla y promociona temas que no sean profesionales

Alejandro Fernández mantiene su vida privada… privada
Compartir tiempo con los suyos, es lo que más impulsa a Alejandro Fernández a mejorar en el escenario.
Foto: Agencia Reforma

Daniel Garibay Agencia Reforma

GUADALAJARA, México.— Pocas veces Alejandro Fernández abre las puertas de su vida privada, de hecho en los últimos años sólo está cerca de la prensa cuando presenta material discográfico o gira, sin embargo no titubea, incluso hasta se ríe, cuando se le cuestionan asuntos un tanto escabrosos.

Que si es alcohólico y parrandero o que si se sometió a una cirugía para lucir más joven son sólo algunos señalamientos.

“He escuchado muchísimos comentarios, pero la verdad me dan risa. Si me veo viejo, porque me veo viejo; si me veo joven, porque me veo joven”, dice El Potrillo. “Me puse un régimen alimenticio impresionante y me dediqué a hacer ejercicio; eso implicó dejar un poquito la parranda, la fiesta y me alejé de eso. Me di tiempo para estar con mis hijos”.

Compartir tiempo con los suyos, confiesa, es tal vez lo que más lo impulsa a mejorar en el escenario, costumbre que heredó de su padre y que mantiene con todo y los numerosos compromisos que adquiere con sus giras, como la que actualmente tiene en Estados Unidos y que lo llevará a España en 2014.

“El ser buen padre, eso es lo mejor que me ha inculcado mi padre”, asegura. “Lo más importante, de tocar base o tener los pies en la tierra, siempre es la familia. Me refugio con mis hijos, mi familia y con mi gente, mis verdaderos amigos; cuando estoy mal ellos son los que sin ningún problema me van a decir”.

Entre los secretos que revela Vicente Fernández en el libro que recién se editó, Pero sigo siendo El Rey, destaca el que a pesar de que los médicos le dijeron que el bebé (Alejandro) que esperaba su esposa estaba muerto, Cuquita nunca aceptó el pronóstico y decidió esperar.

Al final nació el tercero de sus hijos y a decir del Charro de Huentitán resultó ser “el más vivito”.

Desde entonces, El Potrillo ha sido un guerrero que ha podido labrar su propio camino, ayudado en todo momento por su famoso progenitor.

“Es uno de los artistas consentidos del público, en verdad, si no tuviera cualidades lo hubiera mandado a ordeñar vacas”, asegura Chente.

HIJO DE TIGRE… ¡POTRILLO!

Álex, América, Camila, Emiliano y Valentina, los cinco hijos de Alejandro, han manifestado tener cualidades artísticas, sin embargo, una de sus hijas es la que más cercana está a la idea de seguir los pasos de su padre. “Les he dicho, porque sí tienen inquietudes musicales, sobre todo una de las gemelas [Camila], que si se quiere dedicar a esto me tiene que demostrar que sea por pasión y que lo haga con preparación artística”, expresa. “Si les llegara la intención de dedicarse a esto [a la música], los apoyaría, pero ahorita están muy chicos. Ahorita están en la escuela y prefiero dejarlos ahí, ya después hablaremos”.