Congreso discutirá más recortes en cupones de alimentos

La Administración advierte que si no hay un acuerdo sobre la ley agrícola, podría hasta aumentar el precio de la leche
Congreso discutirá más recortes en cupones de alimentos
Los latinos conforman el 17% de quienes reciben cupones de alimentos en EEUU.
Foto: Archivo

Washington – Los principales negociadores de la nueva ley agrícola en el Congreso se reúnen este miércoles a puerta cerrada para tratar de reactivar el diálogo, atascado debido a choques ideológicos entre demócratas y republicanos por el tema de los recortes en los cupones de comida para millones de pobres.

Según confirmaron a La Opinión fuentes legislativas, los cuatro legisladores –dos del Senado y dos de la Cámara de Representantes– intentan destrabar las negociaciones y consensuar un acuerdo antes del receso navideño a mediados del mes.

El Senado aprobó su versión de la ley agrícola en junio pasado, en lo que supone es la mayor reforma del sector en varias décadas. Esa legislación incluye medidas contra el fraude; la eliminación de subsidios directos a los agricultores, y un recorte general de gastos por $23,000 millones.

La Cámara Baja aprobó la suya un mes después pero eliminó los fondos para el Programa de Asistencia Alimentaria Suplemental (SNAP), que distribuye los cupones de comida. Esa versión dejaría sin ayuda a hasta cuatro millones de pobres en el 2014.

En el tira y afloja, los republicanos de la Cámara Baja exigen recortes por $39,000 millones en los cupones de comida en la próxima década, mientras que los demócratas del Senado sólo admiten recortes por cerca de $4,000 millones, argumentando que los pobres ya afrontan dificultades ante la débil recuperación económica.

Atrapados en el vaivén de ataques partidistas están los 47.7 millones de pobres que dependen del Gobierno para alimentarse. El programa SNAP excluye a los indocumentados.

Debido a que venció una cláusula de la ley de estímulo económico del 2009, las autoridades ya recortaron $5,000 millones de SNAP, lo que significa un recorte de al menos $9 mensuales por persona o $36 para una familia de cuatro, según Stacy Dean, analista del Centro de Prioridades Políticas y Presupuestarias (CBPP).

Los programas de nutrición conforman cerca del 80% de la ley agrícola, y los latinos conforman el 17% de quienes reciben cupones de alimentos. Según el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), el 23% de los hogares hispanos afronta inseguridad alimentaria, y cerca de una tercera parte de los niños latinos vive en hogares que reciben cupones de comida, y el programa SNAP es lo único que les protege de pasar hambre.

El secretario de Agricultura, Tom Vilsack, advirtió que, sin un acuerdo, tendrá que recurrir a una ley federal de 1949 que disparará los precios de la leche, otros productos lácteos, el arroz, maíz y trigo, a partir de enero próximo.

Se calcula que el precio de un galón de leche podría subir de $3,50 a $8, y eso podría encarecer incluso otros productos que usan insumos lácteos.

Aunque ambos partidos aseguran que buscan combatir el fraude en estos programas y ahorrar dinero, los negociadores no logran acercar posiciones desde su último encuentro el mes pasado, y lo más probable es que la elaboración y el voto definitivo del texto final de la ley queden pendiente para enero próximo.

El Congreso podría aprobar una medida temporal que deje intactos los cupones de comida, mientras sigue negociando la reforma agrícola a largo plazo.

La presidenta del Comité de Agricultura del Senado, la demócrata Debbie Stabenow, regresó de Michigan a Washington para participar en el encuentro pese a que la Cámara Alta no reanudará su sesión sino hasta el próximo lunes.

La reunión contará con la participación del senador Thad Cochran, el republicano de mayor rango en ese Comité, así como del legislador Frank Lucas, presidente del Comité de Agricultura de la Cámara Baja, y el demócrata de mayor rango en éste, Collin Peterson.

Maria.pena@impremedia.com