Jenni Rivera, diva pero con un corazón de oro

La cantante nunca dudó en ayudar a otros que, como ella, vivían una situación de dolor.
Jenni Rivera, diva pero con un corazón de oro
Era toda una Diva de la Banda, pero con un lado humano.
Foto: Archivo

Jenni Rivera siempre habló de sus tragedias y dramas, pero también, en repetidas, ocasiones demostró su capacidad de transformar lo positivo por lo negativo.

Y no sólo la aplicó para su vida y la de sus hijos, sino también para ayudar a otros que, como ella, vivían una situación de dolor.

Luego de que Jenni enfrentó el abuso (de todo tipo) que vivió junto con sus hijas y hermana, de su exmarido José Trinidad Marín, fue que creó Jenni Rivera Love Foundation.

Esta fundación, creada en un principio para familias víctimas de abuso, ahora brinda su apoyo en diversas necesidades, entre ellas ofrecer becas de estudios.

En varias ocasiones, Jenni fue una gran altruista en centros como el Children’s Hospital, pero también de manera espontánea sacaba la chequera para dar algún donativo a quien lo necesitara.

Además, como hija de padres inmigrantes, la cantante también se unió a otros famosos para pronunciarse en contra de la ley SB 1070 de Arizona en 2010, y fue de las primeras en marchar junto con las casi 70 mil personas que llegaron al capitolio de Phoenix, para rechazar tal propuesta que afectaba a la comunidad latina indocumentada.

El cuatro de agosto de 2010, la Coalición Nacional Contra la Violencia Doméstica (NCADV por sus siglas en inglés), una de las más prestigiosas en el país, la nombró su vocera.

Los directivos de la revista People en Español la seleccionó en 2012, como una de las veinticinco mujeres latinas más poderosas, y fue una de las candidatas que más votos recibió de los lectores.