Un duelo para pelear el orgullo

Jacksonville y Texanos se enfrentan en un juego como los peores de su división

MÉXICO, D.F. (NTX).— Un duelo en el que no hay nada en juego, sólo conseguir un triunfo más para finalizar la temporada de la manera más decorosa posible, es el que sostendrán hoy los Texanos de Houston, quienes visitarán a los Jaguares de Jacksonville.

El partido será entre dos escuadras que ya no tienen opción alguna de llegar a la postemporada en la Conferencia Americana de la NFL, ya que Houston tiene récord de dos triunfos a cambio de 10 derrotas, lo que le ubica en el sótano de la División Sur de la AFC.

En tanto, Jacksonville tiene foja de tres ganados por nueve perdidos y se encuentra en la tercera posición del mismo sector.

Para Houston, ha sido una temporada traumática, pues al inicio de la campaña el equipo era considerado para clasificarse a la postemporada, tras arrancar con dos triunfos, pero ha perdido 10 partidos seguidos.

La gran debilidad ha sido la ofensiva, que ha sufrido bajas y que no ha podido funcionar como lo hiciera la campaña anterior, en la que a pesar de jugar con el mariscal suplente funcionaba perfectamente.

Pero en esta temporada el ataque texano no ha sido tan eficaz, eficiente y contundente como lo fue la campaña anterior, por el contrario, ha sido la defensiva la que siempre ha mantenido a la escuadra de los texanos con la posibilidad de ganar varios partidos.

Por otro lado, para Jacksonville la campaña tuvo un arranque por demás oscuro, pues perdió sus primeros nueve encuentros, pero hizo más decorosa su campaña al ganar tres de sus siguientes cuatro encuentros y parte de este éxito se debe al regreso en el cuadro titular de su corredor Maurice Jones Drew y su mariscal de campo Chad Henne.

A esto habrá que ver si el público regresa a las gradas del estadio de los Jaguares, ya que antes de esta cadena de triunfos había una gran decepción por el equipo, que está analizando si para 2014 cambia de ciudad.