Bélgica, satisfecha con sus rivales y sedes dentro del grupo H

La selección de Bélgica ha acogido hoy con satisfacción el resultado del sorteo del Mundial de Brasil 2014, que le ha incluido en el grupo H, en el que tendrá que medirse con Argelia, Corea del Sur y Rusia en sedes ubicadas en las zonas menos calurosas del país anfitrión.

Bruselas, 6 dic (EFE).- La selección de Bélgica ha acogido hoy con satisfacción el resultado del sorteo del Mundial de Brasil 2014, que le ha incluido en el grupo H, en el que tendrá que medirse con Argelia, Corea del Sur y Rusia en sedes ubicadas en las zonas menos calurosas del país anfitrión.

El capitán de los Diablos Rojos, Vincent Kompany, ha dicho a través de Twitter: “es un sorteo interesante pero delicado, porque no nos podemos esconder. Es una obligación calificarse para el siguiente turno”.

También en esa red social, el jugador Steven Defour ha señalado: “Bélgica, Rusia, Corea del Sur y Argelia. Un buen sorteo”.

Por su pare, el seleccionador Marc Wilmots admitió que “podría haber sido peor” para los suyos, y destacó que el principal inconveniente será “la entrada tardía en la competición” (el 17 de junio ante Argelia).

Wilmots valoró que Bélgica “evitará las zonas con más calor”, y señaló que los “diablos rojos” y Rusia serán “los favoritos” del grupo H, en declaraciones a la agencia Belga.

El diario “La Derniere Heure” ha calificado la presencia en el grupo H de “buena noticia” para los “diablos rojos” y ha añadido que se trata de la opción “ideal para los belgas”.

No obstante, matiza el diario, en caso de llegar a octavos de final la cosa podría complicarse, ya que obligaría a enfrentarse contra Alemania o Portugal por un lado, y Ghana o Estados Unidos por otro.

En la misma línea, el periódico “La Libre Belgique” afirma que los “diablos rojos” han caído en un grupo con adversarios que están “a su alcance” y que además es “uno de los más adecuados” desde el punto de vista de los desplazamientos y del clima, al tener como sedes Belo Horizonte, Río de Janeiro y Sao Paulo.