Lo que más temía Klinsmann, la sede de Manaus, le tocó a Estados Unidos

El gran temor del entrenador alemán Jurgen Klinsmann, seleccionador de Estados Unidos, tener que viajar a la ciudad brasileña de Manaus, la ciudad amazónica donde el calor y la humedad son agobiantes para cualquier jugador, se cumplió.

Houston (EE.UU.), 6 dic (EFE).- El gran temor del entrenador alemán Jurgen Klinsmann, seleccionador de Estados Unidos, tener que viajar a la ciudad brasileña de Manaus, la ciudad amazónica donde el calor y la humedad son agobiantes para cualquier jugador, se cumplió.

Estados Unidos, que fue emparejada en el grupo G tras el sorteo realizado en Costa do Sauípe, tendrá viajar a Manaus el 22 de junio para enfrentar a Portugal, que junto con Alemania y Ghana completan la llave.

Antes de la celebración del sorteo, Klinsmann admitió que no le preocupaba ningún rival, ya que todos los que llegan a un Mundial son los mejores, pero si tenía “temor” de que les tocase jugar en Manaus, la undécima ciudad más importante de Brasil, capital del estado de Amazonas.

“Todo el mundo quiere evitar Manaus, no hay duda de eso”, declaró Klinsmann, que además criticó la decisión de los organizadores de convertir a Manaus en una de las sedes. “Fue una decisión muy desafortunada, tanto por lo que se tarda en el vuelo y las circunstancias que hay en la ciudad. Creo que no tendría que haber sido sede”.

Klinsmann se expresaba así un día antes de conocerse que será precisamente la selección de Estados Unidos junto con la de Portugal las que tengan que viajar hasta Manaus en la primera ronda de grupos.