Saborío está listo para la gran final

Real Salt Lake tendrá a su goleador ante Kansas Sporting

SALT LAKE CITY.— Álvaro Saborío se ha recuperado satisfactoriamente de su lesión muscular y es posible que mañana sea el hombre en ataque para Real Salt Lake.

El novato Devon Sandoval, quien lo venía reemplazando durante los Playoffs, se resinitió de una lesión en su pie. “[Sandoval] no entrenó hoy [ayer]. Sería muy difícil considerarlo para el partido del fin de semana”, señaló Jason Kreis, DT de RSL.

Saborío, por su parte, se encuentra “completamente saludable y no hay nada que lo impida empezar el partido del sábado”, reconoció Kreis a los medios de comunicación ayer.

Sin embargo, Kreis no dio a conocer su alineación para mañana, pero el compañero de ataque de “Sabo” es posible que sea Robbie Findley, quien ha sido titular en los partidos de los Playoffs de la MLS, anotando un par de goles en el camino.

“Ha ido retomando confianza y precisión”, dijo Kreis sobre el estadounidense. “Su confianza aumenta a medidad que los partidos se vuelven más importantes”.

El equipo partió en horas de la tarde hacia Kansas City en vuelo charter, después del entrenamiento, de cara a lo que será la final de la Copa MLS en el Sporting Park.

Una tormenta de nieve que azotó al norte de Utah entre martes y miércoles redujo la temperatura a bajo cero grados centígrados, por lo cual los campeones de la Conferencia del Oeste se vieron obligados a buscar refugio tres días antes de la gran final de la Copa MLS frente a Sporting Kansas City.

“Es bueno tener estos problemas logísticos en esta época del año”, declaró el entrenador de RSL Jason Kreis a los medios de comunicación tras el entrenamiento.

“Nos estamos divirtiendo”, comentó el mediocampista Javier Morales. “La actitud del equipo es buena. Estamos preparándonos para el partido del sábado”.

Y, en cierto modo, haber entrenado en condiciones adversas puede favorecer al equipo de cara al duelo frente a SKC. “Nos ayuda por el clima y porque el campo es muy pequeño aquí. Pero cualquier cosa que hiciéramos —en interiores o al aire libre— sólo estamos tratando de ser fuertes para el juego”, insistió Kyle Beckerman.

La única certeza acerca de lo que sucederá en el Sporting Park es que las temperaturas estarán en negativo, a tres grados bajo cero, de acuerdo con el Servicio Metereológico Nacional de Estados Unidos.