Urge ver por los mexicanos

A un año del Gobierno de Enrique Peña Nieto el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) se quedó sin director.

Arnulfo Valdivia, quien encabezó al organismo durante unos 10 meses, dejó el cargo para trasladarse a Colombia como embajador. Pareciera que la misión del IME, que es coordinar la cooperación internacional para elevar el nivel de vida de las comunidades mexicanas en el extranjero, así como su visión, que es promover el trato digno a los mexicanos que viven en el exterior dejaron de ser prioridad. Se esperaba ya hace tiempo que Valdivia se fuera a Colombia, lo que es inadmisible es que aún no tengan a su sustituto. Tampoco es la primera vez que el IME, institución clave en la relación del gobierno mexicano con sus migrantes está sin dirección, lo que muestra el desinterés de la actual administración por los paisanos que, con el envío de remesas a México contribuyen como segunda fuente de ingresos en la economía nacional. Se dice que son ya unos 37.7 millones de mexicanos o de estadounidenses de ascendencia mexicana que viven en Estados Unidos. Una diáspora que mantiene nexos familiares, laborales, sociales y culturales con México. Tan solo en octubre ingresaron a México 1,853.06 millones de dólares.

Con lo que las remesas familiares hacia ese país aumentaron 4.61%.Y si por humanidad no es que se muestra el interés por los que han dejado el país, pues al menos por una cuestión económica.

Desde que tomó el poder Peña Nieto se tardó casi dos meses para elegirlo como el director del IME. Todavía no avanzaba ningún plan que vinculara a los mexicanos en el exterior con su Gobierno, cuando se anunció que Valdivia se trasladaría a Colombia.

Urge que México valore a sus connacionales y les de importancia a los programas migratorios, así como garantizarles sus derechos sociales, políticos, culturales y económicos.