Secuela de ‘Hobbit’ tiene ADN mexicano

autores de 'The Desolation of Smaug' reconocen la aportación de Guillermo del Toro

Secuela de ‘Hobbit’ tiene ADN mexicano
Martin Freeman (izq.) y John Callen en una escena de 'The Hobbit: The Desolation of Smaug'.
Foto: Warner Bros.

Guillermo del Toro sólo tiene crédito como co-guionista en The Hobbit: The Desolation of Smaug, la secuela de The Hobbit, pero su espíritu y pasión se respira en toda la película, admitieron sus creadores.

El director Peter Jackson y la productora Philippa Boyens aseguraron la semana pasada que, sin la ayuda del mexicano, quien originalmente iba a estar a cargo del proyecto, el esperado blockbuster no se habría convertido en lo que es.

“Ciertamente su toque, su ADN, está en la película”, admitió Jackson en conferencia de prensa.

El realizador de Hellboy renunció a dirigir la adaptación fílmica de la novela de J.R.R. Tolkien en 2010 debido a constantes retrasos en el rodaje, a pesar de que estuvo trabajando en Nueva Zelanda en la pre-producción.

“Fue una colaboración”, agregó Peter. “Y honestamente ya no sé quién [Guillermo o él] tuvo qué idea, porque estábamos en un cuarto y decíamos: ‘deberíamos hacer esto’, ‘deberíamos hacer aquello’. Pero él estuvo en ese proceso”.

Boyens, quien además de producir el filme que se estrena el jueves noche lo firma como co-guionista, fue un paso más allá que Jackson al hablar. Aseguró que el conocimiento del tapatío sobre criaturas y monstruos fantásticos fue de gran ayuda para ellos.

“La historia tuvo que reconfigurarse obviamente porque Guillermo se tuvo que ir e hizo sus propias cosas. Pero Guillermo fue una gran inspiración para regresar a todo lo que significa la Tierra Media. Él es un gran estudioso, lee todo. Lo interesante de trabajar con él fue que conocía muchas historias que inspiraron a Tolkien, particularmente sobre dragones”, dijo Boyens.

De entre las cualidades del director de El laberinto del fauno (Pan’s Labyrinth), Boyens resaltó su pasión por contar ficciones.

“Tiene un gran amor por las historias que te ayuda a reconectar con lo que haces. Creo que ese fue uno de los más grandes regalos que nos dejó. También el de ser valientes para contar las historias”, expresó.