‘Tips’ para comer fuera

No tener que cocinar ni fregar platos es un respiro en la rutina diaria, sobre todo en la temporada de fiestas, donde tanta gente quiere romper su rutina diaria. Pero con los caros que están los restaurantes, para muchas personas comer fuera de casa se ha convertido en algo que hay que planear con cuidado. Pero puedes seguir haciéndolo… ¡sin gastar demasiado! He aquí algunos consejos:

Para celebrar una fiesta familiar:

? Establece un presupuesto tope

? Escoge un restaurante alegre, pero no caro, y ofrece tapas de quesos o taquitos, un gran plato familiar —como paella— y de bebida, cerveza o sangría.

? Ofrece un menú fijo y no ofrezcas bar abierto.

Si vas con tus hijos:

? Escoge pizzerias o sitios de comida rápida.

? Averigua y selecciona los sitios de fast foods más modernos y lindos

? Ordena los ‘especiales’, platos (como las patatas fritas large) que pueden compartir y los económicos menúes de niños.

? Los restaurantes chinos económicos y excelentes para compartir: dos de sus generosos platos alimentan a cuatro.

En general:

? Evita ordenar las botellas de agua mineral, sodas, cócteles, y vinos que elevan la cuenta.

? Lo mismo con los postres: comparte uno para dos o tres comensales. O déjenlo para cuando lleguen a casa y puedan disfrutar un pastel barato comprado en el súpermercado… mientras comentan lo bien que la han pasado.

? Consulta en el Internet los precios y menúes de restaurantes. Busca los de precio fijo o price fix.

? Haz un picnic para que compartas con tu familia. Eso también es “comer fuera”…