Crecimiento de patrimonios es disparejo

Se benefician más quienes tienen una casa o sus activos invertidos en Bolsa

La economía de EE UU está creando empleos pero no todos ellos son de tiempo completo o en los sectores que tradicionalmente han compensado mejor a sus trabajadores. Además, el paro ha bajado también porque cada vez hay menos personas que buscan activamente empleo y por tanto están contabilizadas en la estadística de Trabajo.

El desequilibrio en la recuperación laboral contrasta con otro de los datos hechos públicos ayer por la Reserva Federal. Durante el tercer trimestre del año las empresas tenían capital en cash por valor de $1.93 billones de dólares, por encima de los $1.81 billones de los tres meses precedentes.A. B. Nieto

NUEVA YORK. — El valor del patrimonio de los estadounidenses está creciendo y se acerca a niveles anteriores a la Gran Recesión. Pero esta bonanza no afecta a todos por igual porque las buenas noticias lo son sobre todo para quienes tienen sus activos en Bolsa o tienen una vivienda en propiedad.

Según datos de la Reserva Federal hechos públicos ayer, la riqueza de los hogares se incrementó en $1.9 billones de dólares hasta alcanzar los $77.3 billones durante el tercer trimestre de este año. Es un crecimiento del 2.6%, con respecto al trimestre anterioe, que tiene su origen en el aumento de los precios de las viviendas y la mejora de los mercados, algo que ha disparado los rendimientos de las inversiones en fondos.

En concreto, el valor de las casas crecieron unos $428,000 millones en el trimestre gracias a un mayor ritmo de ventas y el aumento de los precios. El de los activos financieros se disparó en casi un billón de dólares.

Esta mejora permite que las personas que tienen vivienda propia puedan acceder a un crédito contra el valor de su casa para ganar liquidez. De hecho, desde el punto del consumo, esta mejora se ha ido concretando en una subida de ventas de inmuebles y de coches.

No obstante, en general el impacto en el consumo puede tener un recorrido muy corto porque los que más se están beneficiando de esta mejora patrimonial son quienes tienen acciones y eso es algo que afecta a un número reducido de americanos. El peso en el consumo de las mayores fortunas es muy limitado por que son minoría.

La Reserva Federal, en su estudio afirma que el endeudamiento creció un 3% en el último trimestre y en particular, la deuda hipotecaria ha aumentado a un ritmo del 0.9%. Esta es la primera vez que ocurre desde el primer trimestre de 2009. En el banco de inversión JP Morgan los analistas creen que la austeridad que se impuso en los hogares a raíz de la crisis para eliminar deuda “se está estabilizando”.

Quienes no tienen ni casa ni acciones tienen menos que celebrar: los salarios han crecido un 2% en los últimos 12 meses y la tasa de paro no ha hecho más que rebajarse hasta llegar al 7% los motivos de este recorte no permiten un optimismo sin reservas.