Negocios, whiskey y millones en Orlando

El invierno con sus temperaturas agresivas es tema de otros. De los mortales de andar por casa como usted y yo. Porque lo que son los millonarios dueños y gerentes de los equipos de beisbol están en Lake Vista, un paradisíaco lugar cercano a Orlando hablando de negocios y eructando whiskey.

Cosas de ricos, en el último gran evento en este año que coronó a los Medias Rojas como reyes del pasatiempo nacional por tercera vez en nueve años.

EL MÁS BUSCADO de estos cuatro días en Orlando no va a ser Dan Jennings, gerente de los Marlins, asediado por compradores que le quieren arrebatar a José Fernández el estelar Novato del Año. No señor.

El hombre más buscado será Ned Colletti, el gerente de Dodgers a quien todos le estarán preguntando por Matt Kemp.

Se ha deslizado desde Dodgertown la misteriosa teoría de que con los millones que puede costar el próximo contrato multianual del muchacho de Oklahoma se abre paso la idea de que si hay un buen negocio de por medio… lo dejan ir.

Sí. Con todo y lo que es Matt Kemp cuando está saludable y sus números estratosféricos de aquel 2012 cuando le “robaron” el MVP que se llevó a casa Ryan Braun.

¿QUIÉN DA MAS? Por ahora y casi con urgencia los que necesitan a un gran outfielder son los Medias Rojas tras la salida sorpresiva de Jacoby Ellsbury. El problema es que Boston no tiene material de granjas a la mano para negociar porque sus talentos jóvenes ya están en el lineup de John Farrell.

Tendrá Colletti otro problema para hacer un buen negocio y es que está en el mercado el coreano Shin-Soo Choo, agente libre de los Rojos y quien también se puede calzar las botas de cualquiera. Choo es representando por Scott Boras que lo quiere poner en Detroit.

Por eso y porque aún hay dudas de cómo regresará Kemp tras la cirugía, es por lo que no será fácil sacar de Dodgers a uno de los mejores de todo el beisbol.

Usted no olvide que Dodgers y Medias Rojas ya han hecho negocios millonarios y si, como dicen, Colletti no quiere a Kemp, en Boston sí lo necesitan.

VIA TWITTER: Pregunta @PedroG de Montebello ¿Quién hizo mejor negocio Robby Cano o Jacoby Ellsbury?

RESPUESTA: Si es por dinero le fue mejor a Cano, que se asegura diez años, pero si es por posibilidades de lograr grandes cosas, eligió mejor Ellsbury porque los Yanquis tienen más opción de ganar que los Marineros.

COMO LOS VINOS… que mejoran con el tiempo, eso es lo que debe probar Brian Roberts, un veterano de 36 años, quien se convierte en alternativa como segunda base para los Yanquis, que perdieron a Cano y aún para los Dodgers que requieren a un intermedista probado para compoletar su “dream team”.

Roberts es un dos veces All Stars que ha gastado su carrera en los Orioles. La otra opción es mejor, pero más costosa.

Se llama Brandon Phillips, tiene 32 años y es un bateador de .262 con 103 remolques, 24 dobles y 18 estacazos de vuelta completa, con 152 juegos en la campaña pasada con los Rojos.

UN PEZ GORDO de Tampa. Sin duda el más grande de todos, David Price ya prepara maletas para dejar los amorosos pastelitos de cangrejo de Tropicana Field.

El radio rumor de última hora de anoche en Lake Vista cuenta que Marineros, Diamondbacks y Dodgers, son los rivales frontales de Rangers para llevarse al estelar zurdo ganador del Cy Young.

GRAFITTI: Pregunta la gente… y si los Dodgers necesitan un segunda base estelar y un receptor confiable, ¿qué diablos hace Colletti intentando comprar a un lanzador caro y que no necesitan como David Price?

Luego laseguimos.