Un gran Adiós a Nelson Mandela

Líderes se inclinan ante el féretro del primer presidente negro de Sudáfrica

Un gran Adiós a Nelson Mandela
Marines sudafricanos custodian la capilla ardiente del ex presidente Nelson Mandela, instalada en la sede del Gobierno sudafricano en Pretoria, ayer.
Foto: EFE

PRETORIA, Sudáfrica (AP).— Gobernantes de diversos países se inclinaron y oraron ayer miércoles ante el féretro de Nelson Mandela envuelto en una bandera, la última vez que ven al símbolo de la lucha contra el apartheid en el anfiteatro donde hace 19 años juramentó como el primer presidente negro de Sudáfrica.

Algunos hicieron la señal de la cruz, mientras que otros simplemente miraron un momento la cara de Mandela que asomaba por una burbuja de vidrio en la parte superior del ataúd en el complejo de Edificios de la Unión, las oficinas del Gobierno en Pretoria, la capital sudafricana.

Gobernantes como el presidente zimbabuense Robert Mugabe, el mandatario sudafricano Jacob Zuma y otros desfilaron al lado del féretro en dos filas.

Cuatro suboficiales navales con uniformes blancos hacían guardia. Celebridades como el cantante Bono de la banda U2 rindieron homenaje a Mandela, así como F.W. de Klerk, el último presidente del régimen blanco que compartió el premio Nobel de la paz con Mandela por poner fin a la era del apartheid.

“Mi pensamiento ahora es que espero que su enfoque [de Mandela] quede en una reconciliación duradera viva y florezca en Sudáfrica”, expresó después De Klerk.

La viuda de Mandela, Graca Machel, su ex esposa Winnie Madikizela-Mandela y otros integrantes de la familia también contemplaron el cuerpo del ex mandatario.

Algunos parecían perdidos momentáneamente en sus pensamientos cuando observaban a Mandela. El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit, se quedó inmóvil antes de santiguarse y quitarse su característico sombrero negro de vaquero.

Varios policías se encontraban cerca y uno de ellos sostenía una caja de pañuelos desechables. Algunas personas quedaban evidentemente abrumadas al verlo; una mujer se cubrió toda la cara y lloró mientras se alejaba apoyada en un colega. Otros cargaban afiches con la imagen de Nelson Mandela.

Por otra parte, un hombre que hizo la interpretación simultánea del servicio fúnebre de Nelson Mandela en el lenguaje por señas de los sordomudos era un impostor, denunció el martes el director general de la Federación de Sordos de Sudáfrica.

El individuo no identificado, que fue visto por todo el mundo en la televisión cerca de líderes mundiales como el presidente estadounidense Barack Obama, “movía las manos pero sin comunicar absolutamente nada”, dijo Bruno Druchen, el director nacional de la federación, a The Associated Press.

El escándalo por el intérprete es una indicación más sobre la mala organización del servicio fúnebre en un estadio de futbol. Otras dificultades fueron el transporte público irregular que impidió que muchos no pudieran asistir y un sistema de audio defectuoso que impidió que muchos entre las decenas de miles de personas presentes pudieran escuchar los discursos.